Un banco de tierras para combatir la despoblación

Podemos reivindica el Banco de Tierras previsto en la Ley Agraria de Castilla y León

El grupo parlamentario Podemos Castilla y León registró en las Cortes una iniciativa para que la Junta de Castilla y León haga el desarrollo reglamentario del Banco de Tierras. Se trata de que las fincas agrícolas procedentes de sobrantes de concentraciones parcelarias no se destinen a su venta en el mercado y se utilicen exclusivamente para crear un banco de tierras que facilite la incorporación de los jóvenes y las mujeres al sector agrario procurándoles tierra en mejores condiciones para consolidar sus explotaciones.

Una de las figuras novedosas que introduce la Ley Agraria de Castilla y León es el Banco de Tierras, que tiene como misión principal poner en contacto la oferta y la demanda de parcelas rústicas ubicadas en la comunidad, especialmente aquellas cultivadas o cultivables, con el objetivo de recuperar las tierras abandonadas y asegurar el relevo generacional del campo, incorporando a nuestros jóvenes y a las mujeres al sector agrario.  Sin embargo, la ley agraria de Castilla y León lleva paralizada por la Junta desde su entrada en vigor. Este hecho se hizo patente con la decisión del pasado año 2015 por parte de la Consejería de Hacienda de sacar a subasta pública 258 fincas agrícolas procedentes principalmente de sobrantes de concentraciones parcelarias. Un hecho que ha dejado en papel mojado la creación del Banco de Tierras por parte de la Junta y que supone un freno tanto a la incorporación de jóvenes y mujeres al sector, como a la lucha contra la despoblación en el medio rural. Por todo ello, los procuradores de Podemos han decidido registrar esta nueva proposición no de ley.