Pablo Fernández pide al PP que deje de “esgrimir la CE como arma arrojadiza” y empiece a “leerla, conocerla y cumplirla”

Pablo Fernández ha respondido así hoy en el Pleno a la PNL presentada por el Grupo Popular para instar a que la Junta solicite al Gobierno medidas para defender la Transición, los símbolos de la nación, la monarquía y la lengua española.

El PP trae al Pleno una iniciativa que pretende defender la CE pero que, en realidad, destila la carga ideológica de un partido que trata de erigirse en adalid de la loa de nuestra Constitución cuando ha sido el único partido de la democracia al que la justicia ha sentado en el banquillo y al que los jueces han considerado una organización para delinquir” así de rotundo se ha mostrado hoy Pablo Fernández al comienzo de su intervención en el Pleno como respuesta a la PNL presentada por el grupo parlamentario popular en Las Cortes.

La Constitución Española de 1978 surge para dar respuesta a las necesidades de la gente tras finalizar una terrible dictadura que duró 40 años. Podemos CyL lo considera “un gran texto que ha propiciado el periodo de mayor bonanza económica y prosperidad de la historia reciente del país”. No obstante, el secretario general ha agradecido, no solo a los partidos antagónicos que acercaron posturas para su concepción, sino, y sobre todo, “a los miles de españoles que se dejaron la piel y hasta la vida para garantizar que los valores de igualdad, libertad, justicia y pluralismo político fueran una realidad”.

Sin embargo, también ha aprovechado su intervención Fernández para reprochar a los partidos políticos que se han ido sucediendo en el gobierno que “lo extraordinario, a día de hoy, sería cumplir los mandatos que la CE recoge”. Así, el líder de la formación morada ha mencionado como ejemplo en su intervención el artículo 14 de la CE achacando al “bipartidismo gobernante la condena a las mujeres a una brecha salarial sangrante e indigna”. Asimismo, la violencia machista, en palabras del portavoz autonómico, continúa siendo una lacra sin estar dotada de “presupuesto económico real para combatirla”. También ha apelado Pablo Fernández al derecho a la libertad pero ha recordado que, actualmente, en este país hay condenados artistas, humoristas y cantantes y “padecemos una ley mordaza que abochorna a las democracias verdaderamente avanzadas”.

El secretario general de Podemos CyL ha reconocido también el artículo 35 que garantiza el derecho de los españoles a un trabajo con un salario digno, pero ha reprobado a los gobiernos populares y socialistas que hayan “sembrado España de trabajadores pobres”. Con respecto al artículo 43, sucede algo similar pues “la sanidad pública languidece entre recortes y privatizaciones”. De igual manera, respecto al artículo 47 que consagra el derecho a una vivienda digna pero, a “a día de hoy en España, hay miles de casas sin gente y de gente sin casas”. En referencia al artículo 50 de la CE, que habla de la garantía de unas pensiones suficientes, Pablo Fernández ha recordado que “nuestros mayores han tenido que volver a salir a las calles recordando que merecen unas pensiones dignas”.

Tras el repaso de algunos de los artículos fundamentales de la CE, Fernández ha inferido que “son aquellos que, precisamente, se autodenominan constitucionalistas, quienes han acabado con todos estos principios” y, por tanto, para recuperar su garantía, ha apelado a la necesidad de acometer una reforma constitucional desde el diálogo, la serenidad y la calma “para que las personas vuelvan a estar en el centro de todas las políticas. Es perentorio modificar la Carta Magna para blindar los derechos sociales y garantizar una vida digna al conjunto de la ciudadanía”. También ha apelado a la necesidad de que “esa foto en blanco y negro, además de padres de la CE, tenga madres de la Constitución”.

Para concluir, el líder de Podemos CyL ha afirmado: “nosotros estamos orgullosos de España, de la España plurinacional del 15M, de la que encarna el espíritu de las mujeres del 8M y de la que dibujan los pensionistas con sus protestas” y ha instado al PP a “dejar de esgrimir la CE como arma arrojadiza y comenzar por leerla, conocerla, cumplirla y luego tratar de mejorarla”.