El Consejero de Sanidad, Sáez Aguado, debe dimitir

El consejero de Sanidad de Castilla y León, Sáez Aguado debe dimitir ante su manifiesta incapacidad para gestionar adecuadamente un pilar fundamental para la vida de los castellanos y leoneses.
El consejero es responsable de los continuos fallos estructurales en Sacyl, ejemplificados en la reciente pérdida de 15.000 estudios radiológicos en el Complejo Asistencial de Ávila o los «continuos» problemas del programa informático Medora.