Este jueves, 16 de febrero, a las 20h, se ha celebrado en la Sede de Podemos Castilla y León la undécima rendición de cuentas a la que, como cada semana, asisten los cargos públicos de nuestro partido, es decir, los procuradores en las Cortes autonómicas o los diputados en el Congreso. Como siempre, tras contarnos sus experiencias en su ámbito de influencia llega el turno de los asistentes, los cuales pueden realizar las preguntas que consideren oportunas. Este undécimo acto ha sido protagonizado por Ricardo López Prieto, diputado en el parlamento regional por Palencia, además de ser el portavoz de nuestro partido en la Comisión de Fomento y Medio Ambiente, y el encargado del estudio de la situación de la cuenca minera en nuestra comunidad.

El procurador ha estructurado su discurso en torno a tres ejes principales: el forestal, la vivienda y la situación de la minería en nuestra comunidad autónoma.
Respecto al primero de los puntos a tratar, el del ámbito forestal, Ricardo ha señalado la importancia que tiene este sector en nuestra región. “Aunque a primera vista parezca que el tema forestal no tiene demasiada importancia, en el fondo, sí la tiene. Hay que pensar que para la gente que vive en zonas rurales sí es importante, ya que esas personas tienen en los recursos forestales una forma de ganarse la vida. Y así se lo hice saber al consejero. El hecho es que del 2011 al 2015 se ha reducido la inversión en 25 millones de euros. Esto ha supuesto que si había cuadrillas que trabajaban todo el año o al menos 11 meses, ahora trabajan 6 meses al año. Ya me diréis de qué va a vivir esta gente el resto del año”, aclara.

El representante se ha detenido a explicarnos las relaciones laborales que, respecto al ámbito forestal, pueden tener estos trabajadores del mundo rural con la Junta. “Algunos de ellos son técnicos medioambientales, ingenieros, lo que podríamos decir la cadena de mando. Otras personas tienen relación con la Junta pero en forma de fijos discontinuos, con alta interinidad. Sólo el 67% de estos trabajadores son indefinidos y el 76% trabaja menos de seis meses. De ahí la importancia que nosotr@s le damos a lo forestal. De todas las propuestas que hemos presentado, y que creemos que están bien planteadas y trabajadas, únicamente nos han aceptado dos PNL (Proposición No de Ley): una de ellas, para que estas personas trabajen con un convenio y no puedan cobrar sólo un SMI (Salario Mínimo Interprofesional) por el trabajo extremadamente duro que llevan a cabo, como venían haciendo. Por otro lado, también hemos conseguido que se aumente la inversión y se incluyan cláusulas sociales de cara a la contratación” comenta.

photo_2017-02-17_10-31-20

Después, el procurador por Palencia nos ha hablado acerca de la Comisión de Fomento y Medio Ambiente, de la que él es nuestro portavoz en las Cortes. “Es un cajón de sastre. Incluye desde espacios forestales, la vivienda, abastecimiento de agua, transporte, carreteras, especies protegidas, etc.” De todos estos ámbitos de actuación, es el de la vivienda en el que Ricardo se ha implicado más y en el que, según él, es necesario que le prestemos la atención que requiere. “En Castilla y León ha habido una situación de crisis habitacional. La inversión en vivienda en nuestra comunidad entre el año 2006 y el año 2014 se ha reducido a la mitad. En concreto, durante los años 2014 y 2015 se rebajó esta inversión en un 34%, rebajando la inversión total en vivienda en niveles del año 2003. Esto demuestra que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente no da ningún tipo de importancia a este tema”, sugiere.

A este respecto, Ricardo López, nos explica las dos leyes que existen en Castilla y León respecto a la vivienda. “Una del 2010 y otra del 2013. Está última se hizo en plena crisis y está enfocada a la atención a colectivos vulnerables, en el sentido de ofrecer un parque público de viviendas para fomentar el alquiler. Interpelé al consejero a este respecto cuando nos enteramos de que estos dos aspectos no se estaban cumpliendo en nuestra comunidad, tal y como denunció el Procurador del Común, a pesar de que el consejero respondió que sí se cumplían. Y es que en nuestra región no tenemos un plan de vivienda como tal, sino que funcionamos con un convenio que la Junta hace con el Estado, es decir, con el Ministerio de Fomento. Ese convenio estipula que una persona puede acceder a la ayuda al alquiler siempre y cuando cobre menos de 530 euros. Así que tuvieron que corregir está situación tras las denuncias. Actualmente no hay un techo de ingresos para acceder a las ayudas al alquiler, pero el problema aquí es que las ayudas no llegan a las personas, a pesar de tener ese derecho reconocido. Este mes de enero empezaron a llamarnos beneficiarios de esta ayuda por retrasos en el pago, así que registramos una pregunta en las Cortes a este respecto el 3 de febrero y, curiosamente, empezaron a llegar las ayudas justo ese mismo día. Aún les falta por pagar más de la mitad del presupuesto que se tiene asignado para esto. La Junta dice que suelta el dinero, pero estaremos atentos a que eso se traduzca en la práctica, ya que nos hemos dado cuenta de que algunos mienten, y mucho, en las Cortes”, explica.

Además, Ricardo nos comenta un dato interesante a este respecto que corrobora su afirmación de que desde el gobierno regional no se dice la verdad: “hemos podido comprobar cómo el consejero nos dice que el parque público que se ofrece para fomento del alquiler está compuesto por unas 1.400 viviendas, pero las medidas para que los propietarios particulares puedan ponerlas en alquiler no son las adecuadas. De estas 1.400 viviendas alrededor de 100 pertenecen a la Sareb (empresa cuyo capital es 55% privado y 45% público, y que tiene viviendas del banco malo, pagado por todos cuando los rescatamos). A este respecto, nosotr@s hemos pedido que el precio del alquiler de las viviendas, que está establecido en 125 euros, incluyesen también los gastos energéticos de las mismas. Iniciativa que nos fue rechazada”, dice.

Posteriormente, el procurador por Palencia se ha adentrado en el terreno de la minería; tema que, últimamente, le ocupa gran parte de su trabajo parlamentario, y extraparlamentario. A este respecto, Ricardo López lo tiene claro: “el PP y el PSOE han acabado con la minería en nuestra región”, y nos hace un repaso a la historia de este combustible en Castilla y León: “el carbón siempre había sido subvencionado por el Estado hasta el momento en que España entra en la CEE (Comunidad Económica Europea). En ese instante la CEE prohibió subvencionar el carbón autóctono. En aquel entonces se llegó al acuerdo de ir eliminando de manera paulatina esas ayudas al carbón, pero con la condición de que tanto las plantillas como la producción se redujesen, para hacer las minas competitivas en el nuevo mercado que se abría. El error con esta reestructuración es que muchas personas dependían, y dependen, exclusivamente de la mina y no tienen alternativa en el mundo rural”, señala.

photo_2017-02-17_10-31-30

Parece ser que este acuerdo fue visto, incluso por sus impulsores, como un acuerdo fallido, y se intentó poner remedio aplicando planes de dinamización de las cuencas que, en la práctica, no han resuelto el problema sino que lo han agravado aún más. “Se ha gastado el dinero de esa supuesta dinamización en infraestructuras y proyectos varios, como arreglar carreteras, etc., en vez de focalizar realmente ese dinero en las propias cuencas. Y esto no sólo lo ha hecho la Junta, sino también las Diputaciones, que han usado ese capital para arreglar calzadas. Se parte de una concepción equivocada a este respecto: ese dinero se piensa que procede de fondos europeos, pero no es así. Para muchos de esos proyectos la Junta adelanta al Estado español un dinero que ya no se recupera si hay una demora en la construcción y no se ejecuta en plazo. Este dispendio, al final, lo pagamos tod@s”, explica.

Las grandes consumidoras de este mineral, las cuatro centrales térmicas de nuestra comunidad, han jugado con este combustible y, por ende, con los trabajadores que lo extraen. “Las centrales térmicas han recibido una cantidad ingente de subvenciones a costa del carbón y, alguna de ellas, se planteó cerrar y no invertir allí donde se consume carbón autóctono. Llevan años y años trayendo camiones de carbón importado, pero ahora quieren carbón autóctono porque el de importación es más caro. Las eléctricas también tienen parte de responsabilidad de la situación de la minería y de las cuencas. En todo este mundo lo que está claro es que los grandes beneficiarios no han sido nunca los mineros, sino los grandes empresarios del carbón, como Vitorino Alonso, que ha hecho una auténtica fortuna con ello”, resalta.

Por último, el procurador ha concluido agradeciendo al grupo parlamentario el apoyo que siempre le ofrece en toda su labor pero, especialmente, a su mujer, quien tiene que cuidar ella sola a sus hijos, de uno y cinco años, y sin la que sería imposible que nuestro procurador pudiera atender con la dedicación requerida la ingente cantidad de trabajo a la que tiene que enfrentarse cada día.