El pasado sábado, 6 de mayo, se celebró en el Centro Cultural San José de Segovia la primera jornada abierta de debate, evento organizado por el grupo de trabajo de debate y participación del círculo de Podemos en la localidad. El encuentro tuvo como protagonista a Irene Miguelsanz, directora de la Sociedad de Debates, dos veces subcampeona en el Campeonato Mundial Universitario de Debate en español y relatora en el V Congreso Mundial contra la pena de muerte, quien estuvo acompañada en la presentación del evento por los miembros del grupo de trabajo organizador Angélica Conde y Javier Tomás.

En la introducción del acto se quiso agradecer a los asistentes su presencia, vital para dar sentido al mismo, a la vez que se les animó a dar continuidad a su participación y se remarcó el compromiso por parte de la organización de trabajar duro para darles motivos suficientes para ello. Los organizadores quisieron recordar el carácter abierto e inclusivo de las jornadas, durante los días previos se invitó tanto a organizaciones y colectivos como a partidos políticos de la localidad, una diversidad que en cierta medida quedó reflejada por las personas presentes en el evento, algunas simpatizantes, otras inscritas y varias totalmente ajenas a Podemos.

Tanto Angélica como Javier destacaron la importancia del debate en una sociedad democrática, remarcando la necesidad de aprender a desenvolvernos en el intercambio de ideas y, asimismo, perder el miedo a hablar con quienes compartimos ciudad, espacios, derechos y obligaciones, permitiéndonos el debate el poder encontrar puntos en común y acercar posturas en los temas que afectan a nuestro día a día. También señalaron la importancia del aprendizaje que se puede llegar a alcanzar a lo largo de los talleres y jornadas de debate, lo que, sin lugar a dudas, repercutirá de manera muy positiva no solo en la salud democrática de la ciudadanía participante sino también en la de la ciudad y la provincia. Finalmente, quisieron enfatizar el largo recorrido que se desea dar a esta actividad, recordando que otro de los objetivos que se buscan, a largo plazo, es que en la extensa actividad cultural de la ciudad haya una fecha marcada en rojo en la que tenga lugar la celebración de torneos de debate.

Irene Miguelsanz empezó su intervención instando a los asistentes a participar de forma activa desde el primer momento, para ello organizó un ejercicio práctico en el que tuvieron que anotar una palabra en un papel para, después, salir ante la audiencia para presentarse y hablar durante 45 segundos con la intención de introducir la palabra en cuestión en su discurso. El resto de los presentes debían adivinar cuál era la palabra clave. Una vez finalizada la práctica, Irene explicó las correcciones anotadas durante las exposiciones, destacando la necesidad de no mostrarse dubitativos ni abusar de las típicas coletillas así como la importancia de saber cerrar los discursos.

Posteriormente, la ponente realizó una introducción a la lógica y la argumentación enfocada al debate, explicando a los asistentes la importancia de argumentar mediante la utilización de premisas que permitan llegar con garantías a la conclusión deseada. Posteriormente Irene desarrolló la diferencia entre veracidad y validez, mediante la explicación de diferentes ejemplos. La expositora también animó a los presentes a tener un debate crítico, a preguntarse el porqué de las cosas, a profundizar en los pensamientos y las ideas. Finalmente, se dieron unas pautas para saber determinar qué cuestiones deben ser expuestas de una manera fehaciente así como para saber dejar los debates abiertos, con opciones de respuesta que hagan posible la existencia del debate.

Durante la parte más técnica de la jornada no dejó de existir, en ningún momento, interactuación por parte del público, teniendo lugar diferentes debates interesantes como el que consistió en argumentar cuál de las partes implicadas en un acto de comunicación tiene mayor responsabilidad en la efectiva recepción del mensaje.

Para terminar, Irene Miguelsanz informó a la concurrencia del envío de algunas presentaciones a través de correo electrónico con las que complementar el contenido de este primer taller, para, después, felicitar al público por el feedback positivo existente durante toda la sesión e instarle a seguir con la misma dinámica en las siguientes jornadas. Los participantes reconocieron a Irene el buen trabajo realizado y celebraron, junto a los organizadores, la positiva puesta en marcha de estas jornadas abiertas de debate, cuya segunda sesión tendrá lugar en las próximas semanas.