La Fiscalía inicia diligencias de investigación en el Ayuntamiento de León por la denuncia de Podemos CyL

Podemos Castilla y León presenta tres PNL en materia de comunicación y transporte

La Fiscalía ha admitido la denuncia que Podemos Castilla y León interpuso el 13 de febrero por las supuestas irregularidades en la contratación del alumbrado exterior del Ayuntamiento de León.

Las diligencias abiertas por la Fiscalía incluyen la petición de una serie de informes al Ayuntamiento de León relacionados con las supuestas anomalías detectadas por la formación morada: solicita la documentación relativa al contrato de iluminación, información sobre si se ha procedido o no a la adjudicación del mismo y, en ese caso, un informe sobre la misma. Además, se pide al secretario del Ayuntamiento que emita un informe sobre posibles irregularidades en lo relativo a pagos y costes, en concreto sobre la entidad que gestiona el parking de Santa Nonia y los pagos abonados. Finalmente, se pide al interventor explicaciones por los 677.117 euros previstos para reponer el cable de las calles de León y una justificación de la necesidad de dicho abono.

El secretario general de Podemos Castilla y León ha exigido al Ayuntamiento, encarnado en su máximo responsable, Antonio Silván, que “cumpla con celeridad y rigor los numerosos requisitos de la Fiscalía”. Asimismo, ha defendido que en una democracia sana, los responsables públicos “deberían responder por motu propio ante la más mínima sospecha de irregularidades, y no agachar la cabeza para ocultarse debajo de la tierra, táctica del alcalde de León, Antonio Silván, y de López Benito, presidente del PP en León”.

En ésa línea, Pablo Fernández ha asegurado que la formación morada continuará “tirando de la manta” por si se dieran más irregularidades y anomalías en el Ayuntamiento de León y que se mostrará “implacable”.

Por otra parte, ha anunciado el registro de tres proposiciones no de ley (PNL) en las Cortes de Castilla y León, todas ellas relacionadas con el ámbito de las comunicaciones y el transporte.

La primera de ellas hace alusión a la intención de la Comisión Europea de incluir el Corredor Atlántico en España, pero a través de la conexión con Zaragoza y Pamplona, obviando “el potencial logístico de León”. Ante esto, Fernández ha insistido en que “no se puede permitir” y en que lucharán “con uñas y dientes” para que León sea considerado nudo esencial de dicho Corredor Atlántico y se establezca la conexión con Cantabria, Asturias y Galicia. En ése sentido, ha asegurado que aceptarán el apoyo de cuantas fuerzas políticas quieran sumarse.

Ha achacado la ausencia de León en dicha iniciativa a la “dejadez, apatía y desprecio” que el Partido Popular y la Junta de Castilla y León dispensan a la provincia, así como a la “irrelevancia que Antonio Silván y Martínez Majo, presidente de la Diputación de León, tienen” en el PP  a nivel autonómico, estatal y europeo.

Las restantes PNL pretenden beneficiar las comunicaciones de la capital y provincia con regiones adyacentes. En la primera, se instará al Gobierno a incluir en los presupuestos de 2018 y sucesivos el mantenimiento de las vías A-66, entre Benavente y León, y la N-630, ya que corresponde al Ministerio de Fomento el acondicionamiento de circulación de las vías públicas de la red de carreteras del Estado.

Para Pablo Fernández, el Partido Popular con Serna a la cabeza, “se ensaña con León”, mientras Antonio Silván y Martínez Majo “pintan monas” tanto en la formación en Castilla y León como “en Madrid”.

La última PNL solicita que se cumpla el compromiso de terminar la conexión entre Santas Martas y Puente Villarente en verano de 2018. A pesar de la PNL aprobada “por todos los grupos del hemiciclo” y de haberse comprometido su apertura en la fecha mencionada,  el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha anunciado que la apertura, cuya obra se adjudicó en 2007, se dilatará hasta por lo menos finales del 2018.