La Fiscalía ha admitido la denuncia de Podemos ante las supuestas irregularidades en torno a las guarderías municipales de Salamanca, por lo que abrirá una investigación al respecto.

El proceso que diera comienzo con la presentación de la denuncia el 12 de enero de este año, ha dado como resultado el inicio de investigaciones por parte de la Fiscalía para constatar si los “elementos indiciarios” de dicha denuncia son constituyentes de delito.

Para Pablo Fernández, la admisión por parte de la Fiscalía de la denuncia interpuesta, pone de manifiesto que “el tiempo de la impunidad se acaba” y que el alcalde de Salamanca, Alfonso Mañueco, no puede aspirar a ser candidato “ni de una escalera de vecinos”. El secretario general de Podemos en la Comunidad ha apelado al Partido Popular asegurando que es su decisión “mantener al candidato o buscar a otro”, ya que como futuro presidente de la Junta de Castilla y León, Mañueco “no tiene credibilidad”.

Fernández ha explicado que Alfonso Mañueco disfruta de la condición de aforado, pero no así “otras personas” involucradas en la investigación. Por ello, el alcalde de Salamanca podría comparecer ante la Fiscalía como “voluntario” en calidad de “investigado”; una posibilidad que ha puesto en duda el secretario autonómico de Podemos porque “las fotos que le gusta hacerse son en otros escenarios, no en el pasillo de los Juzgados”.

La Fiscalía de Salamanca cuenta con seis meses para sus investigaciones, que tras cumplirse podrían prorrogarse. El portavoz de Podemos en las Cortes de Castilla y León ha recordado que se daban “elementos anómalos e irregulares” en torno a las guarderías municipales salmantinas, enmarcados en la operación Lezo y destapados gracias a los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.