Las demandas de la calle entran en las Cortes de Castilla y León

El Grupo Parlamentario de Podemos desarrolla en las Cortes una frenética actividad de propuesta y de defensa de “medidas encaminadas a conseguir que Castilla y León funcione para todos, no sólo para unos pocos”

“Orgullosos del trabajo realizado, y con mucha ilusión por seguir luchando por la mayoría”. Así se expresaba Pablo Fernández al ser preguntado por su valoración de los ocho primeros meses de actividad parlamentaria de la formación morada en Castilla y León. “Nosotros venimos de la calle, somos gente corriente que nunca había estado en un Parlamento, y al principio cuesta coger soltura, pero, al final, la ilusión por cambiar las cosas y el esfuerzo son más importantes que la experiencia de quien lleva 30 años sentado en su escaño”.

Podemos ha tenido que enfrentarse a una cámara con mayoría del Partido Popular, que cuenta con la complicidad de Ciudadanos para la mayoría de sus iniciativas. Sin embargo, el partido de los círculos ha conseguido desarrollar una importante actividad con diez procuradores y medios económicos muy modestos. Varias de sus propuestas han sido aprobadas y son muchos los medios de comunicación que se refieren ya a Pablo Fernández como el “líder de la oposición” en Castilla y León.

Frenar la despoblación

Es el caso de la moción contra la despoblación presentada por Podemos y aprobada por las Cortes, gracias a la cual se pondrá en marcha un ambicioso plan de “retorno del talento” para que los jóvenes universitarios que se han visto forzados a emigrar puedan volver a trabajar a nuestra comunidad autónoma.

Asímismo, la moción incluye una estrategia para crear empleo en las zonas rurales, a través de pequeñas empresas destinadas a la rehabilitación y la restauración.

Además, entendiendo que “los servicios públicos son fundamentales para fijar población”, la moción incluye una norma para “garantizar una educación y una sanidad pública de calidad en las zonas rurales”.

Generar empleo

“Lo primero es potenciar nuestros productos”, afirmó Pablo Fernández al presentar en el pleno una iniciativa para que todas las instituciones y servicios públicos de Castilla y León priorizasen en sus compras los productos producidos en la comunidad. Según el portavoz de Podemos, “esto es de sentido común, costaría muy poco implementarlo. Si todos los colegios, hospitales e instituciones incorporasen este criterio, estaríamos dando un necesario balón de oxígeno a las PYMES”.

Garantizar el techo

El llamado “rescate ciudadano” ha sido en estos meses un eje central de la actividad parlamentaria de la formación morada.

En febrero se presentaba la Ley de Emergencia Habitacional, destinada a garantizar el acceso a la vivienda, en una comunidad autónoma muy castigada por los desahucios y el paro. “La Junta de Castilla y León tiene la obligación de hacer efectivos los derechos recogidos en la Constitución y en el propio Estatuto de Autonomía”, afirmaba el procurador Ricardo López en relación a “un derecho fundamental que ustedes han convertido en ornamental”. En este caso, la propuesta fue rechazada con los votos en contra del Partido Popular y Ciudadanos.

Pobreza energética

Podemos ha presentado varias iniciativas encaminadas a paliar los efectos más negativos de la crisis en quienes peor lo están pasando. Es el caso de las proposiciones de Ley “contra la pobreza energética” y por la extensión del “bono social”. El objetivo, según Pablo Fernández, es “que nadie se quede sin los suministros básicos” que, afirma, “son necesarios para vivir con dignidad”, en referencia a la luz, el agua y la calefacción. Ambas propuestas han sido rechazadas con los votos de PP y Cs.

No al Fracking

Otra de la iniciativas del grupo parlamentario de Podemos ha sido la de prohibir el fracking en Castilla y León. Esta técnica, consistente en extraer el gas almacenado en el subsuelo inyectando agua y químicos a presión, tiene cada vez más detractores, pues es extremadamente contaminante y produce terremotos.

“Hay que recordar –señalaba Pablo Fernández– que la comarca en la que Herrera planea iniciar las perforaciones, en el norte de Burgos, tiene una central nuclear, Garoña”, lo que, a su juicio, supone “jugar a la ruleta rusa”.

Lucha contra el bullying

La última propuesta que la formación ha conseguido sacar adelante es una novedosa iniciativa para luchar contra el bullying por identidad de género, y conseguir que en los centros educativos castellanoleoneses quepan todas las identidades y modelos familiares. La iniciativa incluye formación y capacitación para el profesorado en prevención del acoso y en promoción de la igualdad.