Este miércoles, 24 de mayo, a las 19H, la Sede Autonómica ha contado con la presencia de Carlos Chávez, procurador por Valladolid, quien nos ha impartido un manual rápido de cómo entender los presupuestos de nuestra Comunidad, los tipos de impuestos que existen y su diferente naturaleza para, por último, desgranar los datos para Valladolid y explicarnos las enmiendas que él, como uno de los representantes de Podemos de esta provincia, ha expuesto a la Cámara regional.

Carlos ha comenzado su intervención dando una teoría de por qué los medios de comunicación dan más importancia a lo regional que a lo local. “No le dan más importancia a lo cercano porque en el fondo creen que eso es irrelevante, ya que el prácticamente todas las leyes y normas por las que nos regimos día a día se hacen en las Cortes de Castilla y León. Y a ese respecto, el de las normas autonómicas, son los presupuestos en donde se expresa el dinero que el Gobierno va a destinar durante este año para, en teoría, solucionar los problemas de las personas”, dice.

Para Chávez, los presupuestos están hechos con una finalidad clara, según lo que se pretenda hacer con ellos. “Son un ejercicio completamente ideológico. Siempre nos intentan vender que los presupuestos son matemáticas, números, en fin, economía, algo frío, un simple ejercicio de equilibrar ingresos y gastos. Pero eso no es así. Por ejemplo, el PP hace unos presupuestos en los que no se pasa ni un euro en esa relación; eso, evidentemente, demuestra que el PP no cree en el endeudamiento, sea éste pequeño o no, a pesar de que muchas teorías económicas admiten el endeudamiento razonable de los Estados como una opción muy válida”, comenta.

photo_2017-05-25_12-55-23

El procurador nos ha ido desgranando los presupuestos autonómicos, y la diferente percepción del futuro que tiene el gobierno regional frente a la opinión de otros organismos. “La Junta de Castilla y León ha cifrado el presupuesto en 10.293 millones de euros, ya que tienen la idea de que ahora todo va genial, que el crecimiento económico es imparable, que todo el mundo consume muchísimo, que las empresas tienen beneficios estratosféricos, etc. Pues el mismo día que la Junta presenta este presupuesto, FUNCAS, que es la patronal de la banca y de las Cajas de Ahorros españolas, dijo que esa previsión de ingresos por la que el PP se había basado para hacer su presupuesto era totalmente irreal, y que a Castilla y León este año le va a ir peor de lo que cree Juan Vicente Herrera. Las principales razones que expone FUNCAS para esta proyección son: el cierre de empresas en el sector industrial, y el problema estructural de despoblación, que hace que los jóvenes se marchen y se queden las personas mayores, que no producen, pues ya lo hicieron en su día”, argumenta.

Más tarde, Carlos nos ha explicado la diferencia entre impuestos directos e indirectos, y nos ha demostrado cómo los impuestos indirectos, es decir, los que gravan el consumo por igual lo haga quien lo haga, están sosteniendo la mayor parte de unos presupuestos claramente insolidarios y desiguales. “Los impuestos directos tienen que ver directamente, como su nombre indica, con la renta de la persona que los paga, es decir, que si ganas o tienes más, pagas más. En cambio, los impuestos indirectos son igual para todos, independientemente de la renta de cada persona. El IVA, que es uno de estos impuestos indirectos más importantes, lo pagamos todos. Así, en estos presupuestos la recaudación por impuestos indirectos se estima en 3.262 millones, mientras que por impuestos directos la recaudación se estima en 2.104 millones. Es una clara injusticia. Lo lógico es que el que más tenga más pague y, como se ve, esto no es así. Los trabajadores son los que acaban pagando el grueso de los presupuestos. Los que menos tienen somos los que más pagamos”, explica.

photo_2017-05-25_12-55-46

Después, el procurador ha bajado al terreno de Valladolid, en donde desmiente la afirmación de la Junta que dice que esta provincia es la segunda más dotada en los presupuestos. “Esto es falso. En el año 2010 se invirtieron en la provincia 1.157 millones de euros, mientras que este año se van a invertir 1.059 millones de euros. Además, por si esto fuera poco, de 2006 a 2015 (que es el último dato que poseemos), la Junta ha dejado de gastar el 36 por ciento de lo que tenía presupuestado para Valladolid, lo que da una cifra de 102,4 millones de euros que no se han ejecutado”, comenta.

Para intentar equilibrar los presupuestos, el procurador ha diseñado una redistribución de las partidas presupuestarias a través de enmiendas (algo que con la actual mayoría del PP y el apoyo de Ciudadanos en las Cortes va a hacer que estas enmiendas se rechacen casi en su totalidad), pero que dejan constancia del trabajo que nuestros procuradores están haciendo en el parlamento regional. En concreto, las enmiendas presentadas para la ciudad de Valladolid conseguirían rescatar un montante cercano a 33 de millones de euros que, según Chávez, se podrían emplear en diferentes campos. “En el terreno del cuidado a nuestros mayores son necesarios más centros de Día, más residencias y personal. En cuanto a la educación también se requiere más profesorado, dotaciones para la educación infantil y una mayor inversión en la UVA. En cuanto a cultura, recuperar la Fundación Siglo para la gestión pública y más implicación en los patronatos donde participa la Junta. En sanidad, se hacen indispensables los centros de salud de Alaejos, Esguevillas de Esgueva y Adeamayor o acelerar las obras del centro de salud “La Magdalena”; en cuanto a Fomento y Medio Ambiente, construir un nuevo puente en Cabezón de Pisuerga, realizar un inventario del amianto que tenemos en Valladolid, o construir una red de carriles bici en las carreteras provinciales en colaboración con la diputación”, concluye.