Más recursos contra la violencia de género

La Lucha contra la Violencia de género ha sido una de las políticas que más recortes ha sufrido en los últimos años. Bajo el paraguas de la crisis, se deshicieron  muchas de las políticas puestas en marcha, se paralizaron otras tantas y se redujo el presupuesto a más de la mitad.

Castilla y León está llena de planes contra la violencia de género a los que no se les asigna ninguna partida económica. Esto supone un grave problema para nuestra sociedad ante la violencia contra las mujeres, que puede afectar a la mitad de nuestra población.

La propia Fiscal Superior de Castilla y León, en su comparecencia para explicar la memoria de 2016, puso de manifiesto la falta de recursos destinados para combatir la violencia de género y la necesidad de redoblar esfuerzos para atender de la mejor forma posible a las víctimas: coordinación entre las administraciones, aprovechamiento de recursos, más atención a las víctimas en el medio rural, a las víctimas extranjeras. También sacó a la luz la carencia de unidades concretas que realicen valoraciones integrales de cara a la adopción de medidas inmediatas, y de cara a acortar los plazos de instrucción.

Por ello, Podemos Castilla y León, durante el debate del Estado de la Autonomía, realizó una serie de propuestas encaminadas a aumentar los recursos en la lucha contra la violencia de género. Gracias a esta formación, se pudo ver que la violencia de género es una problemática que afecta al Estado de la Autonomía, y se evidenció que las partidas económicas habían sido reducidas en los últimos años.