Pablo Fernández asegura que el Pacto Fiscal Autonómico “es un acuerdo para garantizar el futuro de Castilla y León”

“Estamos muy orgullosos de haber rubricado este pacto, un pacto que es imprescindible y vital de cara a construir un futuro mejor para Castilla y León”, así arrancaba ayer Pablo Fernández su intervención en la charla organizada en Las Cortes de Castilla y León durante la presentación del Pacto Fiscal de CyL alcanzado por PSOE; IU-EQUO, Podemos, UGT y CCOO.

“Estamos muy orgullosos de haber rubricado este pacto, un pacto que es imprescindible y vital de cara a construir un futuro mejor para Castilla y León”, así arrancaba ayer Pablo Fernández su intervención en la charla organizada en Las Cortes de Castilla y León durante la presentación del Pacto Fiscal de CyL alcanzado por PSOE, IU-EQUO, Podemos, UGT y CCOO.

Este Pacto es consecuencia de la imperiosa necesidad de la comunidad de recabar más ingresos para restaurar el menoscabado estado del bienestar de CyL como consecuencia de las políticas neoliberales del PP que ha perjudicado de forma clara la educación pública, la sanidad pública y los servicios sociales públicos autonómicos. Todas las organizaciones políticas y sindicales que presentaron ayer el citado Pacto comparten, de hecho, los retos y desafíos que debe afrontar Castilla y León. Es un pacto no solo para aumentar ingresos sino, y sobre todo, para paliar los defectos que sufre Castilla y León ya que permitirá disponer de más ingresos para luchar contra la despoblación, dar impulso a los servicios públicos, reindustrializar CyL, cambiar el paradigma del modelo productivo y también para revertir los desequilibrios territoriales de esta comunidad.

Por tanto, es un acuerdo para garantizar el futuro de Castilla y León, es un pacto para paliar la desigualdad y es, además, en palabras del portavoz de Podemos Castilla y León “profundamente constitucionalista porque da cumplimiento al artículo 31 de la CE que aboga por un modelo progresivo y no regresivo como es el del PP” Pablo Fernández, además, añadió “También es importante que demostremos así que sabemos llegar a acuerdos y consensos en una coyuntura política en la que tanto el PP como sus aliados de C´s están dedicándose a incendiar la política, a provocar y confrontar e interpelar a los instintos más bajos de la ciudadanía. Por eso, es posible que PP y C´s denosten este acuerdo, pero eso significará que vamos por una buena dirección porque no podemos esperar otra cosa de quienes creen que ganar 130.000 euros al año es ser clase media”.

En el momento actual, las consejerías de CyL disponen de 800 millones menos para realizar políticas sociales que hace 10 años. La deuda acumulada en CyL alcanza los 12.213 millones de euros que nos lleva a gastar al año más de 1200 millones en su amortización, por causa de la mala gestión de un Partido que genera deuda y no mejora los servicios públicos ni la calidad de vida de sus ciudadanos. Es más, el objetivo de déficit también se va a aminorar y eso hará que disminuyan los presupuestos autonómicos en 240 millones de euros. Por tanto, tal y como señala el SG autonómico de la formación morada “es acuciante aumentar los ingresos”.

Otro elemento fundamental, en palabras del Secretario General, es el sistema de financiación autonómica ya que existe un acuerdo de todos los partidos en la comunidad para que este sistema se adecúe a las necesidades de Castilla y León pero no parece que vaya a cuadrarse a corto plazo por lo que el gobierno autonómico tiene margen de actuación para poder promover otro tipo de políticas y de medidas. “Por eso, con este pacto demostramos que, gobierne quien gobierne, queremos un gobierno audaz que tome decisiones a nivel fiscal. Y es que el PP nunca ha puesto en marcha políticas orientada en este sentido. De hecho, la recaudación autonómica supone poco más del 1% frente al 2,2% de media nacional” indicó el portavoz de Podemos en la presentación de ayer.

Este pacto recoge la posibilidad de explorar la fiscalidad verde y poner impuestos a quiénes más contaminen y dañan el medio ambiente. También demuestra que se puede hacer política de otra forma eliminando las bonificaciones fiscales al juego y las casas de apuestas, que están provocando un grave perjuicio a la salud pública de las personas de esta comunidad. Además, hace hincapié en la necesidad de luchar imperiosamente contra el fraude fiscal y contra la economía sumergida incrementando los medios materiales y humanos de la agencia tributaria para su combate. “Es un pacto que trata de fraguar un futuro para esta comunidad autónoma y con el que estamos convencidos de que las organizaciones políticas y sindicales damos un primer paso hacia la constitución de una política autonómica más justa, más equitativa, más digna y mejor en la cual, por fin, después de tanto tiempo del partido popular, las personas empiecen a ser lo primero” concluyó Pablo Fernández en su intervención.