Pablo Fernández desglosa en Soria los ejes de actuación para revertir la despoblación

Podemos Castilla y Léon da voz a demandas sorianas como el refuerzo a la Sanidad Pública o la apuesta por el modelo productivo familiar


 

04/06/2018

Soria. La campaña ‘¿Qué Castilla y Léon quieres? Las personas, lo primero’, se ha desplazado hasta Soria para recopilar las propuestas, sugerencias y quejas de los vecinos, con el objetivo de que el Grupo Parlamentario Podemos las vuelque en el próximo Debate sobre el Estado de la Comunidad que se celebrará en las Cortes.

La delegación de Podemos CyL, encabezada por su secretario general, ha recabado reivindicaciones sorianas como el mayor apoyo a la Sanidad Pública en la provincia, por ejemplo, ampliando los recursos personales con más pediatras. Para que la gente se quede “a desarrollar un proyecto vital digno” es crucial que “padres y madres cuenten con pediatras que atiendan a sus hijos”, ha defendido Pablo Fernández. En ésa línea, también se ha aludido a la necesidad de ampliar la plantilla de psicólogos clínicos en el hospital, reivindicación que Podemos CyL ya ha presentado en las Cortes en forma de Proposición No de Ley (PNL).

En relación con las recomendaciones del Procurador del Común, se ha establecido la necesidad de que “se cumpla la legalidad” en lo referente a la declaración de impacto ambiental de la cantera de La Mallona. “No puede ser que se desdeñe y que el Partido Popular desprecie los dictámenes del Procurador del Común”, ha lamentado Fernández.

Entre las demandas ha estado presente la confrontación entre el modelo productivo de “macroindustrias y macrogranjas” en la provincia de Soria, con la proliferación de macrogranjas de porcino, contrarias al modelo propuesto por Podemos, que apuesta por las explotaciones familiares y la concesión de ayudas por parte de las distintas administraciones, con el fin de que se modernicen e implementen avances del campo de la I+D+i.

El secretario autonómico de la formación morada ha recordado que Soria es “la zona cero de la despoblación” y ha desglosado tres ejes de actuación contra dicha tendencia, para evitar que la provincia termine por “desaparecer del mapa”. En primer lugar, ha defendido la importancia de potenciar los servicios públicos tanto en la capital como en el medio rural: Educación, Sanidad y Servicios Sociales; en segundo lugar, la implantación de un Plan de Segunda Oportunidad para PYMES y autónomos. En ése sentido, ha afirmado que “se dan 50 millones de euros de dinero público a la Nissan pero se deja languidecer a los negocios de los autónomos y pymes”. El tercer eje se cimienta en incentivos fiscales a personas y negocios ubicados en municipios de menos de 500 habitantes, porque “no puede pagar los mismos impuestos” un habitante del medio rural “sin acceso a servicios públicos” y uno que viva en “el paseo Zorrilla de Valladolid”.

Al margen de las soluciones propuestas, Pablo Fernández ha admitido que la despoblación supone un problema “estructural” y que serán necesarias “décadas” para paliarlo.

Otros reproches se han basado en el “olvido” al que se ha sometido la Junta de Castilla y Léon a Soria, reflejado por ejemplo en los 150.000 euros presupuestados para la estación de autobuses, de los que no se ha ejecutado “ninguno”.

“Si se dieran las condiciones materiales, se podría asentar mucha población en Soria”; la provincia debería estar “en el centro de las políticas de la Comunidad”, ha defendido. “Existen dos formas de hacer política, la de Podemos, a pie de calle, y la del todavía presidente Herrera: una política de despacho, alfombra rojas y canapés, una burbuja que distorsiona la realidad de Castilla y Léon”, ha criticado Fernández.

Para Pablo Fernández, no hay forma más eficaz de palpar las necesidades de la ciudadanía castellana y leonesa que “a pie de calle”. Así mismo, se ha mostrado confiado en que la primavera de 2019 traiga consigo un cambio de Gobierno que garantice que al fin, “las personas sean lo primero”.