Pablo Fernández lamenta la pérdida de 572 autónomos en noviembre

El secretario autonómico de Podemos ha criticado que en una Comunidad tan poco industrializada se desprecie sistemáticamente a los autónomos

El secretario general de Podemos Castilla y León, Pablo Fernández, ha asegurado que los datos del paro registrados en noviembre demuestran “que Castilla y León tiene un problema estructural” a consecuencia de las políticas “del Partido Popular, que condena a la Comunidad a la más lacerante precariedad y al exilio”.

Fernández ha criticado que las afiliaciones a la Seguridad Social hayan disminuido en 9.807 personas, lo que refleja que “en Castilla y León se está destruyendo empleo, y el poquísimo que se crea es tan precario que obliga a los paisanos a abandonar la Comunidad”.

Por otra parte, se ha referido a los autónomos para denunciar “el dato más preocupante”, ya que se han perdido 572 en el último mes. La cifra es la más alta de toda España, lo que además supone “una vergüenza” porque Castilla y León está “muy poco industrializada”, pero en lugar de potenciar a los autónomos, se les desprecia “sistemáticamente”. Desde noviembre de 2017 al mismo mes de 2018, se han perdido un total de 2.028 autónomos, un ejemplo de cómo la Comunidad “se muere”.

Para Podemos, autónomos y PYMES son “un pilar fundamental a reforzar e impulsar desde las administraciones públicas”. Por ello, Pablo Fernández se ha referido a la propuesta de una Ley de Segunda Oportunidad para dichos colectivos, con el objetivo de reflotar los negocios que atraviesen dificultades, así como una línea pública de financiación “adecuada y específica para los autónomos, porque la Lanzadera Financiera de la Junta es ineficaz”.