Pablo Fernández lanza un llamamiento “por el futuro de León”

El secretario general de Podemos Castilla y Léon ha presentado cuatro ejes de actuación para garantizar que la provincia leonesa no se apague “como una vela”

León. El secretario general de Podemos Castilla y Léon, Pablo Fernández, se ha desplazado hasta la capital leonesa para manifestar el apoyo de la formación a la convocatoria del 15 de noviembre, en la que la ciudadanía reivindicará “un futuro” para la provincia. En ése sentido, ha confiado en que será “una fecha histórica, el génesis del futuro y germen de un cambio político y social”.

Los datos desglosados por Pablo Fernández, en su opinión “dantescos y terroríficos”, cifran un aumento en el paro registrado en octubre de 1.091 personas, la mayor subida de toda Castilla y León. Además, desde 2010 se han perdido 19.500 personas activas, el tercer mayor descenso de todo el país. Por otra parte, la pérdida de población en los último diez años ha sido de 36.881 habitantes, la mayor caída poblacional de toda la Comunidad. Tampoco los augurios del INE son favorables: estiman que en 2026, León contará con 28.455 habitantes menos; en 2033, el descenso se cifrará en 51.889; en total, se trata de la pérdida de población absoluta más grande de toda Castilla y León.

Frente a estos datos, el líder autonómico de la formación morada ha presentado cuatro ejes sobre los que actuar: en primer lugar, ha defendido la necesidad de impulsar el I+D+i como elemento dinamizador del empleo y polo de desarrollo. Este impulso debe reflejarse en la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden), con un incremento presupuestario por parte de la Junta y del Gobierno, que la convierta en “referente europeo del I+D+i”. Además ha abogado por el impulso a INCIBE y por la promoción de la biotecnología, con el fin de mejorar la competitividad y favorecer la diversificación de los sectores productivos.

El segundo eje se basa en un Plan Estratégico de Desarrollo Turístico, con especial hincapié en la digitalización. Deberá contar con dotación económica suficiente y poner en valor los recursos endógenos, el patrimonio natural con Las Médulas como ejemplo paradigmático, y el patrimonio cultural, con el románico y el gótico como exponentes, así como la riqueza del ámbito rural leonés.

En tercer lugar, Fernández ha defendido el apoyo a la producción agropecuaria de la provincia, apostando por la implantación de una industria de transformación potente, de forma que se aprovechen “las materias primas, sin parangón en toda Europa, como las cerezas de El Bierzo, las castañas o la cecina”.

Finalmente, ha defendido el impulso a los polígonos industriales, con especial atención a Villadangos y Torneros, ya que por la situación estratégica de León, “debería ser el principal nudo logístico” de la península y “epicentro del Corredor Atlántico”.

La movilización del 15 de noviembre, iniciativa de los sindicatos CCOO y UGT, contará con la presencia de los representantes de Podemos, ya que “es hora de que el pueblo leonés se haga escuchar, que ruja y diga alto y claro que merece un futuro que llevan años negándole”. En ése sentido, Fernández ha reprochado a la Junta de Castilla y León, encabezada por el Partido Popular durante décadas, que haya “condenado a León a apagarse como una vela”, y al Gobierno Central, dirigido por el Partido Socialista, que no ponga en valor el “potencial ingente” de la provincia, que ha recibido por el contrario “un  trato injustificable”.

En similares términos se ha expresado la diputada por Podemos Ana Marcello, quien se ha comprometido a entablar una “agenda común” con los diferentes actores de cambio, para de forma conjunta “poner el foco mediático y político en las soluciones reales para el pueblo leonés”. Así mismo, ha descrito la situación actual de la provincia leonesa como “de emergencia social, económica y laboral”.

Por último, Pablo Fernández ha mostrado su convencimiento en que “con gobiernos distintos y otro tipo de políticas, priorizando a los leoneses por encima de todo, la provincia de León tiene futuro”.