Pablo Fernández pone de manifiesto que “Herrera ha mentido flagrantemente en el Pleno” celebrado hoy en Las Cortes

La Junta de Castilla y León destina anualmente 10,92 M € para el Hospital de la Orden de San Juan de Dios de San Andrés de Rabanedo en León y 5,35 M € en el hospital que esta misma Orden religiosa tiene en Burgos. Esta cantidad (más de 32,5 M €) ascendería a 65 M € si se prorrogan los convenios suscritos con ellos, tal y como se ha anunciado. Herrera ha mentido asegurando que Podemos CyL apoyó en su momento este convenio.

Hace unos días, los medios se hacían eco de la firma de un convenio llevado a cabo entre el SACyL y los centros asistenciales privados que la Orden de San Juan de Dios tiene en Burgos y León. La colaboración con los citados centros se sucede desde 1975 con el centro leonés, y desde 1989 con el burgalés. A la luz de dicha información, Pablo Fernández ha preguntado hoy en el Pleno a Juan Vicente Herrera por la firma de dichos convenios con el fin de esclarecer los términos acordados y la conveniencia de los mismos. Tras la respuesta ofrecida por el presidente de la comunidad elogiando lo “queridos” que son estos centros por los habitantes, el portavoz autonómico de Podemos ha calificado la repuesta como “una de las más lamentables” proferidas por Herrera en la legislatura. Sin embargo, el cruce de reproches no ha quedado ahí, puesto que, en su segunda intervención, Herrera ha asegurado que Podemos CyL votó a favor de la firma de dichos convenios. Pablo Fernández ha querido poner de manifiesto, tras su intervención, en declaraciones a medios, que Herrera ha mentido al hacer tal afirmación. Tal y como recoge el Diario de Sesiones (véase documento adjunto), esta Ley de Medidas Tributarias (que permitía la vinculación de hospitales privados sin ánimo de lucro a la Red Pública de sanidad) a la que se ha referido el presidente de la Junta, en su disposición final 19ª, contó los votos a favor (del PP) y los votos en contra de Podemos y otras formaciones políticas, además de la abstención de Ciudadanos. Por eso, el secretario general autonómico de Podemos ha aseverado que “no todo vale en política y mentir de forma tan grosera en sede parlamentaria no debería estar permitido y no debería ser una costumbre y un hábito como el que está adquiriendo Herrera mintiendo Pleno tras Pleno de forma grotesca”.

El líder de la formación morada en CyL considera que “para el PP, la sanidad es un negocio. Para nosotros es un derecho que debería garantizarse por la administración pública”. También ha añadido que “la sanidad está padeciendo un profundo deterioro en la comunidad” por falta de medios y que, a día de hoy, “únicamente se mantiene a flote gracias al esfuerzo de los profesionales sanitarios”.

Las informaciones recogidas por la prensa, de hecho, aseguran que, con este convenio, se van a ampliar las plantillas de dichos hospitales tanto de médicos, como de enfermería y auxiliares de Clínica (15 en total en Burgos). Sin embargo, actualmente, el centro de salud de la comarca de Armuña dispone de 4 médicos para 13.000 pacientes. También contrasta esta inversión con el hecho de que muchos centros públicos de las principales localidades de la comunidad no disponen de acelerador lineal y los pacientes oncológicos se ven obligados a desplazarse periódicamente cientos de kilómetros para recibir sus tratamientos. Por otra parte, en Astorga, la sanidad se encuentra “colapsada” porque apenas disponen de 3 médicos para 94 municipios del entorno. A todos estos ejemplos ha aludido Pablo Fernández para demostrar lo “menoscabada” que se encuentra la atención primaria y la sanidad rural, especialmente, en Castilla y León, por culpa de los recortes que han provocado una falta de medios y recursos humanos.

El gobierno popular autonómico ha aludido en numerosas ocasiones a la necesidad de acometer esta inversión en centros privados con el fin de reducir las listas de espera, pero las cifras demuestran, una vez más, que no han obtenido los resultados esperados puesto que, a día de hoy, hay 25.917 personas pendientes de realizarse una operación quirúrgica y 129.300 personas esperando la consulta de especialista y 18.864 a la espera de pruebas diagnósticas. Según el secretario general de Podemos en Castilla y León, la comunidad “sufre un gravísimo problema por la falta de profesionales y carencia de especialistas en todas las áreas”.

Cabe destacar que el SACYL es el que genera los ingresos económicos mayoritarios de estos hospitales, en el 2016, el 74,48 % de todos sus ingresos provenían del SACYL. En 2017 (última memoria publicada) la participación del SACYL en los ingresos económicos de estos hospitales ascendía al 66,93 %. Es decir, la aportación del SACYL asegura la viabilidad económica de estos Hospitales que, por si solos, no lograrían la supervivencia económica. Por eso, Pablo Fernández ha concluido su intervención reprochando al gobierno autonómico que haya firmado este convenio a tan solo 5 meses de las elecciones “porque la sanidad no se vende, se defiende para lograr que, en Castilla y León, las personas, por fin, sean lo primero”.