Pablo Fernández se convierte en el primer portavoz parlamentario de Las Cortes CyL en reunirse con el actual Procurador del Común

Pablo Fernández ha trasladado a Tomás Quintana, Procurador del Común, los pormenores de la PL de modificación de la Ley que regula la figura del Procurador del Común que ha presentado Podemos Castilla y León en Las Cortes.

Queremos reforzar la figura del Procurador del Común en torno a dos ejes: primero, que no quede sujeto a las veleidades políticas de unas elecciones celebradas cada 4 años. Por eso queremos que se renueve cada 5 años. En segundo lugar, buscamos que sus resoluciones tengan un carácter más vinculante que el actual” ha asegurado hoy Pablo Fernández en la rueda de prensa ofrecida hoy a medios para presentar la PL que se registrará mañana en Las Cortes tras la reunión mantenida con Tomás Quintana. Y es que, el Procurador del Común ha recibido en el año 2017 en la provincia de León un total de 583 quejas, de las que 274 se refieren a la Administración Autonómica y 223 a las administraciones locales.

Las quejas referidas a las Administraciones locales se refieren mayoritariamente a las dificultades de acceso a la información local por parte de los concejales, pero también por parte de los propios vecinos. Se trata de quejas que provienen del conjunto de la Administración Local y que tienen guardan relación con el acceso a la función pública (23 %), Fomento (15 %), Dependencia (8 %) y Sanidad (7 %) principalmente. Por eso, el secretario general de Podemos CyL ha explicado que en la PL se propone “que en Las Cortes de CyL se pueda reprobar públicamente al consejero que incumpla sistemáticamente los requerimientos del Procurador del Común. De esta manera, su figura estará más presente en Las Cortes y se dará un toque de atención serio y real a quienes incumplan sus recomendaciones”.

Cabe destacar que la mayor parte de las citadas reclamaciones referidas a la Función pública abordan la necesidad de dar cumplimiento a los preceptos de igualdad, mérito y capacidad para el acceso a los puestos de trabajo de la Administración. Las que afectan a Fomento se refieren, mayoritariamente, al desarrollo urbanístico. Aquí, destacan las quejas sobre la demora del Ayuntamiento de Astorga en poner en marcha la revisión del PGOU, algo que reiteradamente ha hecho llegar el propio Procurador al Ayuntamiento, y a la Junta de Castilla y León para acelerar este necesario trámite para la disciplina urbanística de la localidad.