Podemos ante el cierre presupuestario anunciado por la Junta: reforma fiscal progresiva para que CyL funcione para todos

La Junta de Castilla y León ha publicado este miércoles la orden de cierre presupuestario de 2016, adelantado un mes, para contener el gasto público y con ello intentar que el déficit no supere el umbral equivalente al 0,7% del PIB, por lo que se frenan inversiones y subvenciones que no se hayan tramitado.

Ante esta situación desde nuestro grupo político hemos insistido en que debe producirse un cambio en la política fiscal de la Junta de Castilla y León para que las rentas medias y bajas tengan más recursos a su disposición con los que incrementar el consumo interno, mientras que deben pagar más las grandes fortunas, grandes empresas y rentas más altas.

Desde Podemos tenemos clara nuestra prioridad, las personas, y traducido en materia económica significa que los objetivos prioritarios que tenemos en cualquier administración pública y en particular en la administración autonómica, en este caso Castilla y León son dos:

a) La dotación de servicios públicos que garanticen la igualdad de oportunidades para toda la ciudadanía.

b) La realización de una política fiscal responsable acorde con nuestra constitución que permita la realización de políticas de estímulo económico que contribuyan a la reducción del paro y el fin de la precariedad, es decir, a conseguir mayores niveles de calidad en el empleo para propiciar una salida a la crisis que no dañe los derechos que tanto tiempo nos costó conseguir.

En resumen, hay 2 maneras de cumplir con el déficit y creo que en Podemos hemos demostrado que se puede con el déficit y además se pueden realizar políticas expansivas. El ejemplo más claro es el ayuntamiento de Madrid con las limitaciones propias de una institución municipal pero demostrando que existe otra salida a la crisis más justa y más social y que es posible recaudar más sin dañar la capacidad de consumo.