Podemos asegura que los presupuestos “son unas cuentas del pasado que no permiten tener un futuro a Castilla y León

PODEMOS busca garantizar el derecho a la vivienda y al acceso a la energía con la presentación a las Cortes del proyecto de Ley de Emergencia Habitacional y Pobreza Energética.

El grupo parlamentario de Podemos en las Cortes de CyL defiende una enmienda a la totalidad del proyecto de presupuestos generales de la Comunidad Autónoma para el año 2016 presentados por el ejecutivo de Juan Vicente Herrera, porque, según palabras del portavoz, Pablo Fernández, “son unas cuentas del pasado que no permiten tener un futuro a Castilla y León”.

En el capítulo de los ingresos, para Podemos se trata de unos presupuestos netamente regresivos, ya que disminuye la recaudación a través de impuestos directos como el IRPF, que cobran más a quien más tiene, y aumenta la previsión de ingresos a través de impuestos indirectos, como el IVA, que cobran a todo el mundo lo mismo sin tener en cuenta su nivel de renta. Se trata, por tanto, de presupuestos para incrementar la desigualdad y redistribuir a favor de los más ricos.

En el capítulo del gasto no financiero, se prevé un incremento de apenas 87 millones de euros, un pírrico 0,99% en términos nominales, que será menos de lo que aumenten los precios, de tal forma que el gasto en términos reales (su valor real) disminuirá de nuevo. El gasto no financiero de la Junta representaba en 2008 el 18% del Producto Interno Bruto (PIB, el valor del conjunto de los bienes y servicios producidos en un año) de la Comunidad, pero a consecuencia de los sucesivos recortes cayó hasta el 16,1% en 2015. En 2016, el gasto como porcentaje del PIB volverá a caer hasta el 15,7%, de tal forma que harían falta más de 1.300 millones de euros adicionales para poder recuperar el nivel de gasto existente hace ocho años en relación al PIB. La Consejería de Agricultura y Ganadería pierde un 25 por ciento de su presupuesto, y a la Consejería de Economía y Hacienda también se destina un 25 por ciento menos. Es notoria la reducción de 8 millones en la inversión prevista en I+D+i, cuando el pasado año ya se había reducido a la mitad.

Según afirmó Pablo Fernández a mediados de octubre, poco después de que el PP presentara sus presupuestos, “nos preguntamos qué modelo de Comunidad quiere el Gobierno Herrera cuando no apuesta por la inversión y desarrollo, ni por la productividad, la competitividad o la agricultura… Quiere un modelo absolutamente agotado y caduco, que se basa en bajar los salarios y apuesta por más paro, pobreza y despoblación. Somos la autonomía española donde más han caído los salarios desde 2010”.