Podemos Castilla y León apoya a los trabajadores de Tragsa ante los despidos y el incumplimiento de un convenio “desfasado”

Miguel Holguín y Verónica Mellado, el cabeza de lista y la candidata al Ayuntamiento de Valladolid, junto al Secretario de Organización Autonómico de la formación, Alejandro Rodríguez y el candidato de Unidas Podemos al Congreso por León, Juan Carlos González, denuncian la situación de esta empresa pública

Podemos Castilla y León apoya a los trabajadores de Tragsa en sus denuncias por los despidos y sus reivindicaciones laborales, entre las que destaca la exigencia de que se cumpla el convenio firmado en el año 2010. Miguel Holguín y Verónica Mellado, cabezas de lista al Ayuntamiento de Valladolid por la formación morada, se han unido hoy a sus reclamaciones y se han puesto a su disposición para buscar una solución a esta situación.

Los trabajadores de Tragsa denuncian que la empresa ni siquiera está cumpliendo el convenio firmado en el año 2010 –que está desfasado– y exigen “al menos, que cumplan el que tienen firmado” y renegociar uno que esté actualizado.

“Una empresa pública tiene que ser ejemplo y tiene que llegar a acuerdos. No puede estar todo el día en el juzgado”, señalan representantes de los trabajadores y se quejan de que el Gobierno no mira por los trabajadores. “No hemos visto diferencia entre el gobierno del PP y el tiempo que lleva gobernando Pedro Sánchez”, afirman.

Los empleados exigen, entre otras cosas, acabar con la eventualidad: “Hay trabajadores que llevan más de 17 años y todavía son eventuales con contrato de obra. Si necesitan contratarlos, que sean fijos discontinuos”. En este sentido, denuncian que la empresa pública despide a los trabajadores a los 24 meses y después de seis meses los vuelven a contratar. “Es imposible conciliar la vida familiar y laboral con esa inseguridad que afecta a personas mayores de cuarenta y cinco años”, señalan.

Los trabajadores han explicado también que Tragsa hace caso omiso a sus propuestas, a pesar, incluso, de que “nos hemos puesto a su servicio durante el ERE para que no echaran a nadie y estábamos dispuestos a bajarnos el sueldo lo que hiciera falta”.

Por todo ello, los de la formación morada se han acercado a la asamblea que los trabajadores han desarrollado en el Centro Cívico José Luis Mosquera de Valladolid, en un auditorio abarrotado, durante la que no han ocultado su malestar porque la empresa “ha perdido 15 millones de euros en Brasil, sin justificar, mientras aquí despedían a gente con un ERE”.

Los candidatos municipales, en conversaciones con los representantes laborales han compartido el parecer de que las condiciones laborales son inaceptables. Entre otras, destacan que la empresa está contratando conforme a categorías que no existen, no cumplen con las bolsas de empleo y no se compensan los excesos en la jornada laboral ni la nocturnidad.

En el mismo sentido, los representantes de los trabajadores de Tragsa explican que van a plantear conflictos colectivos para mejorar las condiciones de personas que desarrolla sus actividades en el medio rural ejecutando infraestructuras, realizando labores medioambientales y luchando contra el fuego principalmente.

“Los trabajadores llevábamos mucho tiempo esperando una nueva dirección, especialmente desde que los responsables nombrados por el gobierno del PP, ejecutaran un ERE en el 2016, en el que 555 familias se vieron en la calle”, explican y consideran que “los actuales dirigentes hacen bueno a los anteriores, intentando conseguir descuelgues del Convenio aprobado en el 2010, seguir manteniendo una plantilla eventual de más del 50% de los trabajadores, estimulando con ello el trabajo precario y el miedo, y por lo tanto creando unas condiciones más difíciles y complicadas para la vida en el medio rural”.

“Mientras, la actual dirección está escondiendo los desfalcos de dinero que se han producido en Brasil, creando empresas donde no se ha recuperado el dinero publico prestado a empresarios privados, y solo se acuerdan de los compañeros despedidos en el ERE cuando son amiguetes del nuevo Presidente u ocuparon puestos de dirección en Madrid”, añaden.