En nuestro compromiso irrenunciable con la I+D+I, Podemos Castilla y León hemos conseguido un acuerdo unánime en la comisión de educación para que, en los presupuestos de 2017, manteniendo el sistema de ayudas cofinanciadas por la Unión Europea, se contemple una convocatoria de ayudas económicas a la que puedan acceder todos los proyectos de investigación que se quedan fuera de las líneas marcadas por la estrategia RIS de Castilla y León 2014-2020 derivada de las orientaciones europeas establecidas en Horizonte 2020.
En el año 2016, la Junta cofinanció por primera vez las únicas ayudas autonómicas a los proyectos y los equipos de investigación existentes con fondos FEDER dejando sin financiación pública a todos los proyectos que se saliesen de las 5 líneas prioritarias marcadas por dichas estrategias y no contasen, a su vez, con financiación privada.
Desde nuestra formación consideramos que nuestra investigación no puede subyugarse a una estrategia europea dirigida únicamente al desarrollo y a la industrialización sino que, haciendo aportaciones a la misma, han de reservarse fondos para la investigación básica, las ciencias jurídicas, investigaciones en el ámbito humanístico, filológico que no reportan un beneficio económico inmediato al sector privado pero indiscutiblemente generan riqueza de gran valor académico y cultural.