Desde Podemos Castilla y León exigimos la liberación inmediata e incondicional de los 23 presos políticos del Grupo Gdeim Izik que el pasado 19 de julio fueron condenados con penas que van desde la cadena perpetua hasta los 20 años de cárcel por su participación en las movilizaciones pacíficas del campamento de Gdeim Izik el Aaiún, en noviembre de 2010.

Solicitamos que el gobierno de España interceda para hacer respetar la legalidad internacional en los territorios ocupados del Sahara occidental, reclamando la urgente necesidad para proteger los derechos humanos de la población saharaui, sus recursos naturales, su protección legal y judicial y, de manera general, su medio cultural y de vida.

Cabe recordar que en abril de 2016, a iniciativa de Podemos Castilla y León, se aprobó una iniciativa donde se solicitaba un papel más activo en el Marco del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (como miembro no permanente que fue durante el bienio 2015-2016) impulsando la toma de decisiones y la aprobación de resoluciones dirigidas a encontrar una solución política, pacífica, duradera e inmediata bajo la premisa de la libre determinación del pueblo saharaui en el marco de los principios y disposiciones de la Carta de Naciones Unidas.

También se instó al Gobierno de la Nación a que realizara los esfuerzos necesarios para que se reanudaran cuanto antes las negociaciones entre las partes, suspendidas en 2012.

En definitiva, España debe velar por el respeto integral de los derechos humanos en el territorio del Sáhara Occidental.