Garantizar la dignidad en Castilla y León

“Lo primero la gente”, solían repetir los candidatos de Podemos Castilla y León durante la campaña electoral del pasado mayo. Ahora ha llegado el momento de llevar a las Cortes el debate del rescate ciudadano con el proyecto de Ley de Emergencia Habitacional y Pobreza Energética para intentar arrancar de los viejos partidos el compromiso de proteger a las familias más castigadas por la crisis.

El proyecto establece mecanismos para que las familias puedan renegociar sus deudas, garantiza que no se producirán en nuestra comunidad desahucios sin alternativa habitacional y para que las Administraciones Públicas garanticen el derecho de acceso a los suministros básicos de agua potable, de gas y de electricidad a las personas y unidades familiares en situación de riesgo de exclusión residencial. Según la propuesta de Podemos, la Junta ha de garantizar que, en los hogares más vulnerables, los gastos en vivienda y en suministros básicos no conlleven más de un 30% de los ingresos disponibles de la unidad familiar.