Podemos denuncia una gestión ineficaz del carril bici en Arroyo de la Encomienda

Proponen una señalización más visible de los espacios para bicicletas y la separación física de carriles y calzada

Arroyo de la Encomienda. Podemos reclama al Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda una gestión más efectiva y segura de los carriles bici implantados, así como un mejor aprovechamiento de espacios que podrían destinarse a ampliar las ciclo vías, y generar así medios alternativos de conexión entre los distintos barrios, algunos de ellos muy alejados de núcleo municipal.

Así mismo, la formación ha señalado que la localidad vallisoletana destaca por ser uno de los núcleos con mayor número de jóvenes y niños de todo el país, por lo que “sorprende” la falta de interés del equipo de Gobierno en “favorecer la implantación de hábitos saludables en dicho segmento poblacional”.

Podemos Arroyo de la Encomienda afirma que el uso de este medio no sólo no se potencia desde el Ayuntamiento, sino que desde el mismo “se entorpece” con la aplicación de medidas que atentan gravemente contra la seguridad, como la falta de señalización o de separación física entre las vías de automóviles y cicilistas. “El equipo de Gobierno presume de haber remodelado los carriles bici del municipio, pero lo cierto es que se han llevado a cabo actuaciones que no favorecen su disfrute”, han reprochado.

Ejemplo de ello, es la tendencia a limitar la velocidad de ciertas calzadas a 30 kilómetros por hora y establecer que son carriles bici adecuados. No sólo el resto de coches y motos continúan haciendo uso de dichos carriles, sino que en ocasiones, los ciclistas deben compartir la vía con vehículos de gran tamaño, como autobuses. Esto supone “un peligro” para los usuarios de dicho carril, especialmente para los ciclistas más jóvenes.

Para Podemos, una posible solución sería “construir un carril bici separado de la calzada regular, o bien señalizar correctamente los habilitados”. En ésa línea, han recordado que la señalización de los carriles bici con velocidad limitada es horizontal, lo que no ofrece la mejor visibilidad posible, “ni para los conductores ni para los ciclistas”.

Por otra parte, la reconversión de vías en carriles bici, aprovechando que hay numerosas calzadas con más de un carril para cada sentido, implica un grave peligro para los vecinos, ya que “no hay ninguna separación física entre uno y otro”. El mejor ejemplo, critica Podemos, es la Avenida Aranzana, por donde los vehículos circulan en ocasiones a más de 90 kilómetros por hora, y donde se ha habilitado uno de dichos espacios para bicicletas.

Otro ejemplo de mala práctica por parte del Ayuntamiento lo constituye la carretera de Ciguñuela, donde el carril bici finaliza en Las Lomas “de forma abrupta”, sin llegar a conectar con el barrio de La Vega, o la calle Sierra de la Demanda, que cuenta con carriles bici separados por pivotes de la calzada, pero situados a ambos lados de ésta, con el consiguiente peligro que entraña la circulación.

También se han referido a la ausencia de un carril bici en el trayecto hasta el centro comercial Río Shopping, hacia el que hay gran afluencia de visitantes pero que no cuenta con un carril bici que lo comunique con otras áreas. Otro tanto ocurre en el trayecto desde Las Lomas al comercio Ikea, que en bicicleta toma diez minutos pero para el que no hay carril, así como a los diferentes núcleos urbanos de los que se compone Arroyo de la Encomienda, que no están comunicados por ningún tipo de vía adaptada a bicicletas. Para Podemos, la iniciativa depende únicamente de “voluntad política”.

Finalmente y como medida de prevención a corto plazo, Podemos ha propuesto que se lleven a cabo desde el municipio campañas de concienciación sobre el uso responsable de la bici, dirigida a sus usuarios, así como campañas para inculcar respeto por los ciclistas, dirigidas a los conductores. “Ya que contamos con carriles  bici tan atípicos, los vecinos tienen derecho a saber cómo usarlos para garantizar la máxima seguridad”.