Podemos desea un 2019 “más justo y mejor” para el mundo rural

Rubén Valín, responsable de Mundo Rural, ha manifestado que las trabas al estilo de vida rural pueden solucionarse “con voluntad política”

Valladolid. La Secretaría Autonómica de Mundo Rural, Despoblación y Soberanía Alimentaria de Podemos desea que en 2019 se solventen todas aquellas circunstancias que perjudican el bienestar de los ciudadanos castellanos y leoneses que habitan el ámbito rural, de manera que su estilo de vida se vea protegido, amparado y promovido por las administraciones públicas.

Rubén Valín, máximo responsable autonómico de Podemos en lo referente a Mundo Rural, ha defendido la necesidad de un cambio en el trato que agricultores y ganaderos perciben de la Junta de Castilla y León, como método para aumentar la riqueza en el territorio y fijar población. En ése sentido, ha señalado que es indispensable “poner en valor la contribución económica, social y cultural” de dichos colectivos, a través de un sistema de subvenciones “más efectivo”.

Como ejemplo, se ha referido al sistema de pagos por servicios medioambientales diseñado por diversos centros de investigación,  como la CITA (Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón) o la Universidad de Zaragoza, que concibe el reconocimiento económico de agricultores y ganaderos atendiendo a su impacto en el ecosistema. El objetivo, en lugar de las actuales política de “subvención indiscriminada”, sería “cuantificar los beneficios de las prácticas agrarias y explotaciones ganaderas sobre el paisaje y premiarlos en consonancia”.

Por otra parte, Valín ha mostrado su preocupación por la implantación de ganaderías industriales y sus efectos sobre el territorio. En su opinión, no sólo afecta a los recursos naturales adyacentes a las explotaciones, sino que “los beneficios no se quedan en la Comunidad, ya que el objetivo es la exportación de carne”. En ésa línea, ha reiterado la apuesta de Podemos por las explotaciones tradicionales y familiares que “ofrecen riqueza, oportunidades y un futuro” a los pueblos cada vez más vacíos de Castilla y León.

En estrecha relación con lo anterior, desde Podemos Castilla y León defienden el mantenimiento del presupuesto destinado a la PAC (Política Agraria Común), pilar económico fundamental sobre el que se sustenta la economía rural de muchos municipios. Sin embargo, abogan por una reforma de la misma, que recoja las necesidades reales y actuales de sus beneficiarios.

El secretario autonómico de Mundo Rural, Despoblación y Soberanía Alimentaria no ha querido olvidar la situación que atraviesan los ganaderos con varios frentes abiertos. Entre ellos, destaca especialmente en estas fechas el peligro de los falsos etiquetados del lechazo, una práctica que no garantiza la procedencia del producto y que perjudica a miles de ganaderos locales. También ha aludido a los daños sufridos por ganaderos víctimas de ataques de lobos, accidentes que se suceden “frente a la impasibilidad de la Junta de Castilla y León”. Por ello, ha señalado que la “coexistencia entre ganaderos y cánidos es posible si las administraciones aportan las herramientas necesarias”.

Rubén Valín se ha mostrado convencido de que “con voluntad política” y “escuchando la voz del campo”, 2019 será el año en el que se solucionen las lacras que impiden a los habitantes del campo disfrutar de un estilo de vida que refleja “los valores y la riqueza de Castilla y León”. Igualmente se ha mostrado optimista porque “el giro a las perniciosas políticas del Partido Popular se aproxima”.

Para finalizar, ha ratificado el compromiso “sin fisuras” de Podemos con el Mundo Rural, asegurando que el “cambio” será posible, a partir del año próximo, con la formación morada al frente de las administraciones. “Podemos seguirá la senda marcada a nivel local, provincial y autonómico en las Cortes de Castilla y León”, ha afirmado Rubén Valín, aludiendo a las numerosas iniciativas, mociones y proposiciones encaminadas a ensalzar y proteger el mundo rural.