El tren AVANT que cubre el trayecto Valladolid-Madrid es un servicio público que registra mayor ocupación y uso que el AVE y, sin embargo, cuenta con menor oferta horaria en el servicio. Por este motivo, nuestro diputado por Valladolid, Juanma del Olmo, ha presentado en el Congreso una batería de preguntas para que el Gobierno explique esta extraña situación.

Del Olmo interpela al Gobierno sobre el necesario aumento de la frecuencia de este servicio de la linea AVANT Madrid-Valladolid en el nuevo contrato programa entre la Administración General del Estado y Renfe para la prestación de servicios públicos. Pide además al Gobierno que evalúe el retorno económico del aumento de servicios en esta línea, así como la importancia y el beneficio social para Valladolid y Segovia de garantizar el acceso a servicios ferroviarios y una oferta horaria amplia.

Más de 15 millones de viajeros han utilizado los trenes Avant de Renfe que recorren la línea Madrid-Segovia-Valladolid en los primeros diez años desde el inicio del servicio, con una utilización que ya supera los dos millones de usuarios al año, según el dato de 2017. Según Renfe, el perfil del viajero-tipo de Avant sería una mujer de 39 años, universitaria que viaja semanalmente por motivos de trabajo, utiliza billete de ida y vuelta, usa exclusivamente el Avant y lo elige por su rapidez.

Por otra parte, los trayectos de los trenes Avant presentan una puntualidad que ronda el 90% y el grado de satisfacción de los usuarios es el más elevado de los analizados por Renfe en España. El servicio comenzó con el trayecto Segovia-Madrid y posteriormente se amplió a Valladolid con gran respuesta de los usuarios.

La demanda de aumentar la frecuencia de este servicio es amplia, de ahí la iniciativa registrada por el procurador por Valladolid, Juanma Del Olmo