PODEMOS pide la comparecencia del consejero de Fomento para que explique el cambio de criterio en relación con la variante de la CL-626 en Guardo (Palencia)

El grupo parlamentario Podemos CyL ha pedido la comparecencia en las Cortes Regionales de Suarez Quiñones para que explique cuáles son los criterios de actuación de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en materia de infraestructuras para decidir las prioridades y la financiación en la realización de carreteras, y en concreto, cuáles son las razones del cambio de criterio en relación con la Variante de la CL-626 en Guardo.

El Consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León, ha confirmado en su visita a Guardo el pasado martes que lo que falta de la fallida Variante de Guardo se licitará en 2019 y se hará en dos fases. Es más, ha asegurado que la Junta llegará hasta donde no llegue el Ministerio. Es decir, financiará lo que no pueda aportar el Gobierno central.

El procurador palentino y portavoz de Fomento de Podemos CyL, Ricardo López Prieto, explica que “queremos conocer el cambio de criterio de la Consejería, cuándo se va a licitar cada una de las dos fases, y a qué se refiere cuando dice que la Administración Autonómica llegará hasta donde no llegue el Ministerio, cuando sabemos que la Junta de Castilla y León ha perdido los derechos de cobro de este proyecto en 2015, cuando gobernaba el Partido Popular, por discrepancias en la cantidad ejecutada y por caducar el periodo de vigencia del convenio al ser su grado de ejecución inferior al 75%”. “Estamos hablando de 14 millones de euros que hay actualmente invertidos, dinero adelantado y anticipado por el Gobierno Atómico”.

“Sospechamos que Suárez Quiñones está en modo campaña electoral, porque a comienzos de legislatura, aseguró que la situación presupuestaria no permitía acometer, con cargo a los presupuestos propios, la terminación de la totalidad de la Variante”. Según sus palabras “sería detraer 6 o 7 millones de euros, que son más necesarios en el resto de la red de carreteras de Palencia y de toda Castilla y León”. Así en marzo de 2016, el Director Regional de Carreteras se reafirmó a una pregunta formulada por Ricardo López, señalando que la reanudación de las obras de la variante de Guardo estaban condicionada a la disponibilidad de Fondos Miner a pesar de que la carretera es titularidad de la Junta. En aquella ocasión la Junta se comprometió a terminar en este 2018 la parte de la Variante que se desarrolla sobre el terreno, hacia la intersección con la CL-615, una actuación que puede ser del orden del millón de euros. Sin embargo, a cinco meses de que finalice la Legislatura no se ha hecho nada de nada.