Podemos pregunta a la Junta por una subvención directa a ICAMCyL

El procurador de Podemos CyL, Ricardo López Prieto, ha preguntado hoy en el pleno a la Junta de Castilla y León sobre una subvención directa que otorgó a la Fundación ICAMCyL el año pasado, una entidad constituida por varias empresas privadas, para el desarrollo de dos proyectos de I+D+i en el ámbito de los recursos endógenos mineros y de las tecnologías de materiales avanzados basados en materias primas autóctonas.

En concreto, Ricardo López preguntó acerca de la singularidad tecnológica de la Fundación ICAMCyL que motiva la concesión de una subvención directa de 700.000 euros teniendo en cuenta que la entidad se había constituido apenas hacía tres meses, no tenía ninguna trayectoria tecnológica y la única previsión científica de futuro es la subvención pública, según la propia memoria de la solicitud.

Además, el procurador de Podemos ha planteado en la sesión de control al ejecutivo autonómico varias cuestiones dudosas detectadas en el expediente de la subvención. Entre otras, cómo es posible que se autorizara un gasto de 500.000 euros en concepto de subvención directa a ICAMCyL cuando ésta aún no había presentado el proyecto; y sobre la nueva petición de la Fundación, quince días después de la primera, en la que aumenta el importe solicitado en 50.000 euros para ajustarse a la cantidad total que la Junta de Castilla y León había previsto con anterioridad.

Podemos CyL ha puesto en cuestión la singularidad tecnológica de la Fundación ICAMCyL, ya que en el momento de la concesión directa de los 700.000 euros el ICCRAM, instituto público de la Universidad de Burgos, podría haber asumido esta iniciativa al acumular tres años de experiencia en los mismos proyectos.

En este sentido, Ricardo López pidió explicaciones a la consejera de Economía por el contraste existente entre el cuantioso importe de esta subvención, concedida de manera discrecional y sin criterios de concurrencia objetiva, y la financiación completa de otras convocatorias competitivas tales como la dirigida a todos los grupos de Investigación de las universidades públicas de Castilla y León, que consiste en unos exiguos 400.000 euros anuales. Asimismo, para el procurador palentino la polémica subvención también supone un agravio a los municipios mineros de Castilla y León, ya que el proyecto no creará empleo y, al excluir la concurrencia de otras iniciativas, no aprovecha el potencial de los recursos endógenos de nuestra tierra.

Para Podemos CyL no es admisible que el Partido Popular utilice el Plan de Dinamización de los municipios mineros para trasladar sus malas prácticas a la política científico-tecnológica mientras condena al olvido a las cuencas mineras. Invertir en I+D+i implica apoyar a las universidades públicas y realizar convocatorias competitivas y transparentes.