Podemos presenta una iniciativa en las Cortes para que los delitos por corrupción no puedan prescribir

Podemos ha presentado en las Cortes de Castilla y León una iniciativa para que la Junta inste al gobierno de España a modificar el Código Penal en lo referente a la prescripción de casos de corrupción. Desde nuestro partido se considera que este tipo de delitos no deben prescribir nunca y que, además, se deben implantar los mecanismos adecuados para que los condenados devuelvan todo lo sustraído a las arcas públicas.

La corrupción es un asunto gravísimo y altamente preocupante. Como muestra de ello: sólo en el período de 2015 a 2017 el Consejo General del Poder Judicial ha contabilizado en nuestro país 166 casos de corrupción que han dado lugar, a su vez, a 1.378 procesos judiciales contra representantes públicos, es decir, funcionarios y cargos de libre designación.

El abanico de los delitos que se estipulan en el Código Penal como corrupción es enorme e indignante a un tiempo: prevaricación urbanística, prevaricación administrativa, infidelidad en la custodia de documentos y violación de secretos, cohecho, tráfico de influencias, malversación, fraudes y exacciones ilegales, negociaciones y actividades prohibidas a los funcionarios públicos y abusos en el ejercicio de su función y corrupción en las transacciones comerciales internacionales.

El problema es que, en su mayoría, estos casos tratan temas complejos que requieren una larga instrucción, dando como consecuencia inadmisible la prescripción de muchos de estos delitos. Al quedar impunes los autores es lógico que la ciudadanía se rebele ante ello, tomando estas resoluciones como una especie de indulto social en el que sale gratis haber actuado en contra de los intereses públicos.

Por todo ello pedimos la no prescripción de este tipo de delitos y la obligación de los condenados a devolver íntegramente el dinero del que se apropiaron ilícitamente para, de esta manera, devolver a la gente lo que es de la gente.