Podemos consigue que se aprueben en las Cortes medidas para eliminar la brecha salarial entre hombres y mujeres

Podemos ha presentado en las Cortes de Castilla y León una PNL (Proposición No de Ley) para instar a la Junta a llevar a cabo los mecanismos necesarios para acabar con la desigualdad salarial existente entre hombres y mujeres. Esta iniciativa, que se ha debatido en la Comisión de Empleo, ha logrado el consenso entre los grupos y fijado importantes medidas para el fin reseñado. Entre otras: hacer un seguimiento de los datos reales de las empresas y los convenios colectivos para detectar discriminaciones y desigualdades salariales, poner en marcha un canal o buzón para la recepción de quejas o denuncias de brecha salarial de género, mejorar las políticas de igualdad de oportunidades que faciliten la conciliación de la vida laboral, familiar y personal, y que contribuyan a la permanencia de las mujeres en el mercado laboral y posibiliten su desarrollo profesional.

La iniciativa presentada por nuestro partido no es casual ni vacía, sino que responde a un derecho reconocido por la legislación internacional, europea y estatal. En muchos casos esta discriminación salarial no es directa sino indirecta, ya que las trabajadoras no cobran menos por el hecho de ser mujeres pero sí como consecuencia de ello.

En nuestro país, el peso de la conciliación laboral y familiar o los cuidados en el hogar siguen recayendo mayoritariamente en las espaldas de las mujeres, lo que les obliga a ausentarse más tiempo de su trabajo. Estos condicionantes acaban por determinar sus carreras profesionales y los puestos a los que pueden optar. Todo ello tiene como consecuencia que, tras las nefastas reformas laborales del PSOE y del PP, las mujeres cobren un 23% menos que sus compañeros varones.

En nuestra comunidad esta brecha salarial es muy marcada: mientras que, de media, en el año 2015 las mujeres cobraban unos 20.000 euros, sus compañeros de trabajo cobraban 24.000, según datos de la Encuesta Anual de Estructura Salarial publicados en junio de 2017.
Todo ello no sólo afecta a la percepción salarial, también tiene una gran repercusión en el montante de las pensiones que perciben las mujeres respecto a las de los hombres: según los últimos datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social correspondientes al pasado mes de agosto, las mujeres reciben, de media, una pensión de jubilación inferior a los 800 euros mensuales frente a los más de 1.200 euros que reciben de media los hombres.

Por todo ello nuestro partido se ha puesto manos a la obra, y ha logrado, que se promuevan las políticas adecuadas y las actuaciones concretas que permitan erradicar esta injustificada e injustificable desigualdad entre hombres y mujeres.