Podemos propone medidas para evitar la invisibilización de la artesanía en Castilla y León

La regulación del sector artesanal tiene transferidas sus competencias a las comunidades autónomas. Lamentablemente, desde las administraciones públicas se mantiene la invisibilidad del impacto socio-económico de la artesanía, además de una imagen social distorsionada y un relevo generacional desigual.

Por otro lado, la formación y el acceso a la actividad artesanal sigue siendo del todo insuficiente debido a la enorme barrera que supone la fiscalidad, ya que el emprendimiento de una actividad comercial en este sector sigue suponiendo un gran reto, agravado aún más por un reducido asociacionismo profesional.

Así pues, y visto el difícil horizonte de este sector en nuestra comunidad, hemos propuesto a la Junta de Castilla y León una serie de medidas para mantener e impulsar la actividad artesana en nuestra tierra: revisión del Decreto que regula el sector artesano donde se definen las categorías o tipologías de artesanos y el proceso de acceso al Registro, que se promocionen los estudios de Régimen Especial en las Escuelas de Arte y Diseño, que las empresas y profesionales cuya actividad no sea industrial, agrícola o de comercio, sean inscritas bajo un mismo epígrafe para su identificación fiscal, y demás cuestiones referentes a una tributación más equitativa y justa.