El grupo parlamentario Podemos ha registrado hoy una proposición no de ley para recuperar las actuaciones dirigidas al trabajo con la población local recogidas en el programa de actuaciones del Plan de Medidas Preventivas Contra Incendios Forestales (Plan 42) que se desmanteló en 2011, y para ello solicitamos que se dote de una partida presupuestaria suficiente para su ejecución y que las medidas se lleven a cabo por personal propio de la Administración y/o empresas del sector.
En Castilla y León hay una cultura muy enraizada en la utilización del fuego como herramienta para el control del matorral, la regeneración del pasto o la limpieza del monte de maleza. La mano del hombre está, presuntamente, de forma intencionada en el 51 y el 52,85% de los incendios producidos en los años 2015 y 2016 respectivamente, de acuerdo a los datos que maneja la propia Consejería de Fomento y Medio Ambiente. Problema que sigue localizado desde el punto de vista territorial, porque los incendios se concentran en las mismas zonas de la nuestra Comunidad año tras año.
Esto hace necesario valorar la recuperación del  Plan 42, como un procedimiento de trabajo formal e integral, en todos aquellos municipios de nuestra Comunidad que conviven con el específico problema de los incendios forestales, para que se trabaje de forma preventiva con el objeto de reducir el nivel de incendios de origen antrópico.