Podemos CyL exige que los 28 millones de euros que la Junta tendrá que abonar a Radio Televisión Castilla y León, tras la reciente sentencia de la Audiencia Nacional, sirvan para mejorar la situación de las trabajadoras y trabajadores de la Empresa de comunicación que desde el año 2011 vienen pagando las consecuencias de la mala gestión del Gobierno de la Comunidad y el temor de la empresa RTVCYL a tener que saldar su deuda con la Agencia Tributaria, sufriendo despidos, congelación de sueldos, horarios y contratos precarios y sin reconocimiento de sus cualificaciones profesionales.

La Audiencia Nacional ha emitido sentencia en la que considera que el contrato programa que la Junta de Castilla y León mantiene con Radio Televisión Castilla y León está sujeto a IVA al entender que se trata de una contraprestación por un servicio público y no una subvención. La sentencia resuelve el proceso judicial que desde 2011 tiene lugar entre RTVCYL y la Agencia Tributaria que exige a ésta el pago del IVA correspondiente derivado de la prestación del servicio.

La Junta de Castilla y León queda por tanto en situación de abonar a la cadena de televisión alrededor de 28 millones de euros, cantidad que se corresponde con el IVA de los ejercicios comprendidos entre 2009 y 2017.