Podemos reivindica el espíritu del 15M con la campaña ‘Las personas, lo primero’ ubicada en Salamanca


15/05/2018

Salamanca. La delegación de Podemos Castilla y León, encabezada por su secretario general, se ha desplazado hasta Salamanca para presentar la campaña ‘¿Qué Castilla y León quieres? Las personas, lo primero’. Durante dos meses, la ruta recorrerá medio centenar de municipios, recabando sugerencias, propuestas y quejas que se volcarán más tarde en el Debate sobre el Estado de la Comunidad.

Pablo Fernández ha recordado el aniversario del 15M, con lo que la jornada salmantina ha adquirido un matiz “especial” siete años después del “seísmo democrático” del que surgió el anhelo de “otro tipo de políticas”. Ha afirmado que “guiados por el espíritu del 15M” se encuentran “en la calle” por la ciudadanía salmantina.

En relación con las propuestas volcadas, el secretario autonómico ha definido como “sintomático” que los salmantinos defiendan que Alfonso Mañueco, actual alcalde Salamanca, no alcance el cargo de presidente de la Junta de Castilla y León. “La ciudadanía no quiere que gobierne la Junta una persona que ha intervenido únicamente en las Cortes para hablar de Venezuela y Cataluña”, ha explicado Fernández.

En esa línea, el secretario autonómico de la formación morada ha defendido que Mañueco es “la antítesis” de las políticas que quiere implantar Podemos, ya que mientras éstos últimos se sitúan “a pie de calle escuchando propuestas, Mañueco sólo pisa la calle para hacerse una foto con el Duque de Alba después de haberle entregado 273.00 euros de dinero público, demostrando que el Partido Popular sólo hace política para los ricos”. Ha añadido que se dan “dos modelos”: el del PP, que condena a “la precariedad y la miseria” y el modelo de Podemos, que pretende “revitalizar la Comunidad, llenar de vida los pueblos y devolver el esplendor al medio rural, retener a los jóvenes y lograr que vuelvan los miles de personas que se han visto obligadas a emigrar”.

Entre las reivindicaciones recogidas en la jornada en Salamanca, se encuentran la defensa por la “menoscabada” Sanidad Pública, el refuerzo a la Educación Pública y medidas concretas para solventar la tendencia de la despoblación, que en Salamanca ha provocado la pérdida de 2.401 habitantes en el último año. Las predicciones del Instituto Nacional de Estadística, por otra parte, indican que de no revertirse el problema, Salamanca perderá 31.640 vecinos.

En contraposición, Pablo Fernández ha lanzado un mensaje de “optimismo y esperanza” porque “haciendo política entre todos y todas se propiciará un cambio político en Castilla y León”, con el Debate sobre el Estado de la Comunidad como primer hito.

Con estos argumentos, Fernández se ha mostrado seguro de que la próxima primavera será “de cambio” y que culminará en 2019 con un cambio de Gobierno “encabezado y liderado por Podemos”.