PP en contra de informe de símbolos franquistas en Castilla y León

La iniciativa de Podemos propone que la Junta elabore con la FRMP en los próximos 6 meses el listado de símbolos franquistas todavía existentes en los municipios

El Partido Popular se ha quedado solo hoy votando en contra de la iniciativa de Podemos CyL que insta a la Junta a elaborar un estudio en colaboración con la Federación Regional de Municipios de Castilla y León, en el plazo de seis meses, que indique qué escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas están presentes todavía en los municipios de Castilla y León. La proposición, defendida por la portavoz adjunta del grupo, Natalia del Barrio, pide que a partir de este informe se proceda a la eliminación de todos los escudos, insignias, placas y otros objetivos o menciones conmemorativas que todavía estén presentes para hacer cumplir la Ley 52/2007 por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura.

En septiembre de 2017, las Naciones Unidades, a través de su Grupo de Trabajo sobre desapariciones forzadas o involuntarias, emitió un informe sobre el cumplimiento de las recomendaciones enviadas al Gobierno de España, después de su visita en 2013. El informe deja en evidencia la actuación en materia de cumplimiento de Memoria Histórica, así como la voluntad del gobierno, y que queda plasmado, con unas palabras demoledoras como esta «Especialmente preocupante resulta el constatar que la mayoría de las recomendaciones fundamentales para que los familiares de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la dictadura puedan investigar la suerte y el paradero de sus seres queridos, tener acceso a la verdad, a la justicia y a reparaciones no han sido plenamente implementadas, y que hasta la fecha los familiares están librado a su propia suerte»

.
Este informe viene precedido por otro realizado por las Naciones Unidades en julio de 2014, después de la visita realizada a España por este grupo de trabajo en 2013. En este informe se hacían entre otras, una de las recomendaciones que se recogía en este informe era la de «Velar por el respeto de la disposición de la Ley de Memoria Histórica que dispone la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura». Esta recomendación venía, por el análisis, recogido en el mismo informe, donde se indicaba que familiares y asociaciones que esta disposición no se ha respetado, dado la falta de reglamentación clara y precisa sobre lo que tiene carácter conmemorativo y la discrecionalidad con la que pueden operar las distintas entidades, que indican que en muchas ocasiones depende de la afiliación política del alcalde o alcadesa de turno.

Pero es que la denominada Ley de Memoria Histórica, aunque insuficiente en muchos aspectos, es muy clara en este. En su artículo 15 dedicado a los símbolos y monumentos públicos, habla sobre la retirada de los mismos, sobre todo en su artículo 1 donde indica que las Administraciones Públicas realizarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros, dentro del ejercicio de sus competencias.

En Castilla y León todavía existen muchos municipios en nuestra Comunidad Autónoma, que no cumplen con este apartado básico de esta Ley, y la Administración Autonómica tiene mucho que decir a este respecto.