El PP rechaza una iniciativa de Podemos en pro de la transparencia

En Podemos, la transparencia es una de las bases de nuestra forma de ser, y uno de los principios fundacionales que nos dimos todos y todas desde el primer día en que se gestó nuestro partido. No queríamos, ni queremos, ser como las demás organizaciones (muchas veces demasiado opacas en sus cuentas, siendo suaves con el calificativo) y nos propusimos que todos los recursos de los que disponemos estén siempre visibles y fiscalizados por la ciudadanía.

En nuestra comunidad, la Ley 3/2015, de 4 de marzo, de Transparencia y Participación Ciudadana de Castilla y León creó el Comisionado y la Comisión de Transparencia para garantizar el cumplimiento de esta ley. El legislador decidió, en su momento, la adscripción de estas nuevas instituciones al Procurador del Común, que atiende con sus propios medios materiales y personales. El problema reside en que la La Ley 3/2015 incrementó de facto las funciones del Procurador del Común sin prever una dotación presupuestaria añadida, lo que hace que actualmente se encuentre en una situación de insuficiencia presupuestaria, careciendo de medios materiales y personales que aseguren que esta ley de transparencia realmente se cumple.

Por todo ello hemos pedido una reforma legal para que el Procurador del Común cuente con todos los medios que sean necesarios, materiales y humanos, para garantizar el cumplimiento de sus funciones. El PP, como no podía ser menos, ha vetado nuestra propuesta y ha conseguido, con su negativa, frenar la reforma legislativa que proponíamos. Y no es muy difícil de entender por qué.