¿Querrá el PP poner todas las cartas sobre la mesa en el tema de la igualdad?

Publicado en "El Adelantado de Segovia" el 14.02.18

Ayer podíamos leer bajo el título “Avanzando en igualdad” cómo el Partido Popular se ponía una medalla, que no le corresponde, disparando como una escopeta de feria a Podemos y, por supuesto, fallando en el tiro.

Podemos se abstuvo en la propuesta del Partido Popular por varios motivos, que como siempre, de manera muy oportuna, el Partido Popular ha querido ocultar.

Quisiera recordar, antes de entrar a profundizar, tres cuestiones. La primera que la equiparación de permisos es una cuestión estatal que depende del gobierno de la Nación; en segundo lugar, que ya en 2016 Podemos presentó una iniciativa en el Congreso de los Diputados para equiparar los permisos de paternidad y maternidad, iniciativa a la que se abstuvieron Partido Popular y Ciudadanos. Y tercero que en enero de 2017 Unidos Podemos presentó una proposición de ley para que los permisos fueran iguales, intransferibles y pagados al 100% por 16 semanas. Y ¿Qué ocurrió? pues que el gobierno del PP vetó su tramitación, argumentando el coste que suponía.

Creo que con esta cronología de hechos, uno ya puede intuir por qué Podemos se abstuvo en la propuesta del Partido Popular, que de propuesta más bien poca, porque no proponía nada nuevo que cambiara la situación actual de las mujeres, un sistema dirigido a imponer los cuidados hacia una mitad de población.

Aparte de que era una iniciativa que no proponía nada, existen miles de motivos para abstenerse, aunque aquí solo me detendré en unos pocos.

La propuesta del Partido Popular no contempla la corresponsabilidad, no contempla permisos iguales, intransferibles y pagados al cien por cien. La iniciativa que, por cierto, proviene de PPIINA (Plataforma por Permisos Iguales e Intransferible de Nacimiento y Adopción) a la que nunca el PP ha querido escuchar, y que fue la propuesta que presentó Podemos y que el PP vetó. Y es que la ocurrencia del Partido Popular que pretende “Avanzar en igualdad”, lo que promueve es la desigualdad, porque lo que pretende es repartir o distribuir un derecho que corresponde tanto a las madres como a los padres, es decir, un derecho, como todos, intransferible. ¿Ustedes se imaginan por ejemplo que fuera transferible el derecho a la prestación por desempleo, el derecho a vacaciones, o cualquier otro derecho? La propuesta del Partido Popular elimina el derecho de los menores a estar atendidos por ambos progenitores y lo que perpetúa es una desigualdad donde las mujeres parece que siguen perpetuándose en el mundo de los cuidados.

Y es gracioso ver cómo el argumento que utiliza el Partido Popular para explicar este supuesto avance en igualdad es la “buena gestión económica”. Una gestión económica que ahoga a los que menos tienen. Pero, si hubiera una buena gestión económica ¿cómo es que no aceptó la propuesta de Unidos Podemos y la rechazó por motivos económicos? Porque lo que también oculta, muy oportunamente el Partido Popular, es que la igualdad (real) en los permisos de paternidad y maternidad tendría un coste de 235 millones de euros anuales. Pero la “buena gestión económica” del Partido Popular prefiere perder 60 mil millones de euros de ayudas a los bancos, que invertir en los permisos iguales, intransferibles y pagados al 100% de maternidad y paternidad.

Aun así, aún después de la explicación, quizá un buen debate, con más tiempo, cara cara, permita ver y comparar las propuestas en materia de igualdad del Partido Popular y Podemos. ¿Querrá el Partido Popular poner todas las cartas sobre la mesa?