Reclamamos un verdadero giro a las políticas de vivienda

“En Castilla y León el Gobierno del Partido Popular no puede incluir la gestión de la de vivienda entre sus grandes logros en lo que llevamos de legislatura”. Así iniciaba el portavoz de Fomento de nuestro grupo parlamentario, Ricardo López Prieto, su balance sobre la situación de la vivienda en Castilla y León, para desarrollar más pormenorizadamente después esta realidad en la provincia de Palencia.

López prieto considera que la vivienda es una cuestión con una enorme importancia y con un importante impacto social. “Estamos reclamando un verdadero giro a las políticas de vivienda y profundizar en su carácter social y abandonar aquellas políticas que solo entienden a la vivienda como un elemento especulador”.

La compra de vivienda en Castilla y León está estancada, a mínimos históricos, especialmente en provincias como la nuestra. La provincia de Palencia registra la mayor caída del país en compra-venta de vivienda. En el último año un 33’5%, según el Registro de la propiedad. Esta situación es fácil de entender, mientras los precios de la vivienda crecen (en el primer trimestre de este 2018 un 5%), las condiciones laborales que soportan las y los castellanos y leoneses son muy precarias.

Según los últimos datos que maneja la agencia tributaria 4 de cada 10 asalariados de la Comunidad no llegan al SMI. En la provincia de Palencia, hay casi 20.000 personas que no llegan al SMI.

El encarecimiento del precio de las viviendas, un mercado laboral precario, está obligando a muchas personas y a muchas familias a renunciar a una vivienda en propiedad y a optar por un alojamiento en alquiler. Los expertos ya hablan de burbuja de los precios del alquiler que, en el último año, en Castilla y León, han aumentado un 1’33%.

Entendemos que no se está legislando para corregir esta burbuja de los precios del alquiler, a pesar de que la Junta tiene los medios para estimular la oferta, para que salgan al mercado casas vacías. La Ley de vivienda de CyL regula los programas de intermediación, para impulsar un parque público de viviendas en alquiler. Sin embargo, la Junta de Castilla y León es incapaz de gestionarlo. ¿Por qué decimos que es incapaz? Quien esté interesado en buscar una vivienda en régimen de alquiler en nuestra provincia, y acceda a la página web de la Junta se va a encontrar que en el conjunto de la provincia de Palencia no hay ni una sola vivienda disponible dentro de este Programa de Intermediación.
Este programa de intermediación es un recurso muy importante en la coyuntura habitacional y de burbuja de los precios del alquiler en la que nos encontramos, ya que conecta viviendas disponibles con posibles demandantes, generando suficientes condiciones de seguridad, tanto para propietarios como para los inquilinos (regular los precios y dar cobertura ante los posibles riesgos de impago o daños)
Se trata de un Programa que está totalmente abandonado por parte del Partido Popular. De tal forma que al amparo de este programa se firmaron solo 2 contratos en 2015, ninguno en 2016 y ninguno en 2017 en todo CyL.

En la provincia de Palencia no existe un parque público de vivienda para el alquiler y, según vemos, la Junta no parece muy capacitada para facilitar una vivienda de alquiler social a personas o familias con problemas habitacionales. Según la Consejería de Fomento, en el conjunto de CyL hay 300 viviendas vacías destinadas al alquiler Social, de las que 105 estarían disponibles para atender de forma inmediata el realojo de una familia, cuando en el conjunto de CyL hay 524 personas pendientes de que se les adjudique una vivienda social.
La Junta tiene 31 viviendas vacías, 16 disponibles para ser alquiladas de forma inmediata, cuando hay 40 personas en el conjunto de la provincia de Palencia que están pendientes de que se les adjudique una vivienda de alquiler social.

Por lo tanto, hay una absoluta descoordinación entre Instituciones para conceder una vivienda de alquiler social. Reclamamos al Partido Popular que deje de entender la vivienda como un elemento especulador y que desarrolle políticas para que tenga un claro carácter social. Que fomente los Programas de Intermediación. No estamos pidiendo nada que no se pueda hacer. Este programa está recogido en la Ley de Vivienda de Castilla y León.

El Partido Popular también tiene que definir los criterios para la adjudicación de una vivienda social. Es necesario un sistema unificado de gestión que permita la cooperación entre los servicios sociales y las administraciones autonómica, provincial y local. No puede ser que haya viviendas vacías destinadas al alquiler social cuando hay personas o familias con una necesidad residencial por causas económicas sobrevenidas. Entendemos que es necesario dar una respuesta por parte de la Junta de apoyo a la vivienda de alquiler, en cualquiera de sus formas y sin matices.