«Pediremos las responsabilidades políticas que se deriven de la comisión de investigación sobre el HUBU»

Rendición de cuentas de Laura Domínguez, procuradora de Podemos por Burgos

Este jueves día 1 de diciembre se ha celebrado, como siempre, a las 20h, en la Sede de Podemos Castilla y León, el sexto acto de rendición de cuentas que, semanalmente, trae a rendir cuentas a los cargos públicos castellanoleoneses de Podemos (procuradores en Cortes regionales y parlamentarios en el Congreso de los diputados). En ellos, como bien sabéis, cualquier persona puede preguntar sin cortapisas al diputado en cuestión, que rendirá cuentas cara a cara ante la ciudadanía acerca de su trabajo como representante de nuestro partido en la cámara legislativa correspondiente.
En esta sexta edición hemos contado con la presencia de Laura Domínguez, procuradora regional por Burgos, portavoz de nuestro partido en la Comisión de Familia e Igualdad de Oportunidades en las Cortes y, además, encargada en la Comisión de Investigación abierta al respecto de la construcción del Hospital Universitario de Burgos (HUBU). También forma parte de la Comisión de Sanidad.

Laura Domínguez, que llegaba a toda prisa directa desde una Comisión de Violencia de Género ha comentado su sorpresa cuando el grupo popular parece ser que quería elegir en exclusiva a qué colectivos se invitaba a debatir en dicha Comisión. “Ha habido un rifirrafe largo, acerca de a quién se invitaba y a quién no. Intentamos buscar en cada provincia y ciudad a grupos o asociaciones que tengan algo que decir al respecto. Al final vendrán magistrados y gente de la judicatura principalmente. El PP ha dicho que no quería allí a las asociaciones. Y es que, de nuevo, se ve que al PP no le importa demasiado lo que esté pasando en la calle. Es increíble que una comisión que se generó a iniciativa nuestra nos veamos obligados a tener que, por primera vez, levantarnos e irnos de ella porque no vamos a sacar ninguna conclusión válida, ya que nos han coartado. Es un hecho realmente vergonzoso”, nos comenta Laura.

Más tarde, la procuradora nos habló acerca de un tema candente en la Sanidad castellanoleonesa: la polémica construcción del Hospital Universitario de Burgos (HUBU); iniciativa que, recordemos, fue llevada a cabo con colaboración público-privada, y que ha tenido como curioso resultado un macro hospital que es tres veces mayor de lo planeado y que ha sobrepasado en casi 700 millones de euros el presupuesto inicialmente acordado, lo que ha llevado a que se constituya una comisión de investigación al respecto. “Para quien no conozca este tema diré que es un hospital donde todos los servicios no sanitarios están privatizados, llevados por subcontratas de la empresa adjudicataria, Eficanza, en la que se engloban Grupo Norte, Urbanizaciones Burgalesas, los principales constructores de la ciudad de Burgos, OHL (conocida principalmente por sus temas de corrupción), es decir, las mejores empresas de España y del mundo”, comenta irónicamente Domínguez. El resultado de dicha construcción ha sido insólito, o no tanto, como nos comenta Laura. “Además de no coincidir para nada lo que se ha hecho respecto a lo que se había diseñado previamente, tiene el triple de equipamiento, todos los servicios ampliados, con 14 servicios de gestión privada que funciona más bien mal como nos dicen los propios empleados de cocina, limpieza, lavandería, mantenimiento, etc, con los que hemos hablado; pero, eso sí, el personal sí que coincide con lo proyectado, no se ha contratado a nadie más”.

photo_2016-12-02_12-39-48

A pesar de ello, Domínguez no está tan sólo centrada en hablar de corrupción dentro de la comisión de investigación, aunque considere evidente que se ha favorecido, a sabiendas, a la empresa privada. “Yo más que hablar de corrupción de algún tipo, que eso lo tendrán que dirimir los tribunales de justicia, prefiero centrarme en pedir las responsabilidades políticas que se derivan de este proyecto. Si un Consejero de Sanidad o un Director de Administración ha cometido algún tipo de infracción, que lo pague, que se depuren responsabilidades”. El problema, según indica Laura, es la forma en la que se articula esta comisión. “Es cuanto menos llamativo que cuando se crea la comisión el presidente de la misma, que es el que va a llevar el timón de los avances, sea del mismo partido que va a ser investigado. No tiene sentido. Por otro lado, cuando hubo que presentar comparecientes, la oposición presentamos 188 comparecientes que se han quedado en 56 y al final 54, ya que a dos personas no las hemos encontrado. Y es que además los comparecientes son políticos del PP, altos cargos designados por el PP, funcionarios de menos rango pero que seguramente no ofrezcan relatos nada comprometedores para la Junta, y responsables de la empresa adjudicataria que evidentemente contarán la historia que quieran contar. Por si esto fuera poco, documentación que no sabíamos que existía, y que por lo tanto no habíamos pedido, llega la semana pasada, con el hecho de que no podemos preguntar a comparecientes que ya han pasado por la comisión y que no van a volver. Además, el PP exigió turnos cerrados, lo que nos imposibilita poder repreguntar a los comparecientes o pillarlos en un renuncio. Por eso, algunos según han llegado se han ido, sin más. La comisión de investigación sobre el HUBU, en definitiva, está manipulada”.

Después, la diputada regional se centró en criticar lo mal planificadas que están algunas consejerías en el parlamento regional. “La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades no sólo lleva asuntos sociales, lleva igualdad, lleva tercera edad, lleva juventud… Está estructurada muy mal, tanto que parece el cajón de sastre de lo que a nadie le importa. Uno de los grandes errores a este respecto es que Igualdad esté metida dentro de esta Consejería como un departamento estanco. A él no llegan recursos ni se le da la importancia que yo creo que se merece, entre otras cosas, porque las mujeres no somos un colectivo en riesgo de exclusión social sino que somos la mitad de la población. No tiene sentido que a las mujeres o incluso a los jóvenes o personas de la tercera edad nos coloquen en el mismo lugar que otros colectivos que sí están en riesgo de exclusión social, aunque como siga gobernando el PP quizá sí acaben siéndolo”, comenta con cierta ironía la procuradora. Y prosigue: “nuestra propuesta fue, y es, la de sacar las políticas de igualdad de esa Consejería”.

photo_2016-12-02_12-40-00

A pesar de que Podemos considera que esa Consejería está mal estructurada, esto no es óbice para que nuestro partido deje de plantear multitud de iniciativas allí. “Hemos llevado propuestas integrales en materia de violencia de género, otras más específicas de campañas para la visibilización de este tipo de violencia; hemos abordado, además, problemas de servicios sociales, acerca del estado de al Gerencia de Servicios sociales, donde denunciamos falta de personal y de recursos; durante este último mes hemos hecho varias propuestas acerca de la ayuda a domicilio ya que esta prestación ha sido la más recortada, en un 40%, desde 2012, es decir, casi la mitad, teniendo, además, a las trabajadores y trabajadoras de estos servicios en condiciones muy precarias; por otro lado, estamos en el proceso de reformar la Ley de Protección de Familias en donde el PP ha metido lo que ha querido, aceptándonos una parte irrisoria tanto de nuestras enmiendas, como de las enmiendas hechas por otros grupos de la oposición”.
En la Consejería de Sanidad, de la que Laura forma parte, lo que principalmente está intentando ahora Podemos es “intentar eliminar el Decreto de las Unidades de Gestión Clínica, que es un problema en la región”.

Por último, la diputada regional ha reseñado las medidas de Podemos para evitar la despoblación en el medio rural: “blindar la sanidad y los servicios sociales, mejorar las infraestructuras para acceder a los diferentes centros de salud y generar oportunidades. A este respecto hemos presentado una moción acerca de la situación de las mujeres en el medio rural, que no sólo son las que se dedican a la agricultura y a la ganadería, como cree el PP, sino también las que trabajan en el sector industrial, las emprendedoras y las que trabajan en el sector servicios. Hemos llegado a la conclusión de que la despoblación, sobre todo de mujeres en el medio rural, es debido a que el PP considera que mantener allí servicios es demasiado caro, y los va retirando, generando a su vez más despoblación. Lo que hay que hacer es precisamente lo contrario, invertir en el medio rural.”