Veinte minutos esperando la ambulancia nocturna

 

De nuevo, a primeros del pasado mes de octubre, se puso de manifiesto la necesidad imperiosa de la puesta en servicio de la segunda ambulancia nocturna en Palencia capital y su alfoz. En esta ocasión fue un hombre de ochenta y cuatro años que tras una caída, estuvo esperando en el suelo con fuertes dolores durante veinte minutos la llegada de los servicios sanitarios. La indignación se apoderó de su familia cuando al avisar al 112, para solicitar una ambulancia, desde emergencias les indicaron que tenían que esperar unos veinte minutos hasta que llegara la ambulancia de Venta de Baños, a quince kilómetros, porque es la única que se encontraba libre en ese momento al estar la de servicio en la capital atendiendo otra emergencia.

Así que no fue posible atender a la persona accidentada inmediatamente porque la segunda ambulancia de Soporte Vital Básico con la que cuenta Palencia y su alfoz permanecía parada a las puertas del Hospital San Telmo, a una distancia mucho menor de su domicilio, ya que había finalizado su servicio a las 22 horas y se encuentra inactiva hasta las 8 horas de la mañana del día siguiente.

En la anterior ocasión, el paciente acudió al propio servicio de urgencias del Hospital San Telmo produciéndose una situación totalmente surrealista. El personal de guardia derivó al paciente al servicio de urgencias del Hospital Rio Carrión y la única ambulancia de Soporte Vital Básico que funcionaba durante toda la noche estaba ocupada. Así que se avisó al otro vehículo sanitario en funcionamiento a esas horas, la Unidad Medicalizada de Emergencia, pero tampoco estaba libre. No quedó más remedio que avisar a la ambulancia disponible de Venta de Baños y esperar veinte minutos. Todo esto mientras la segunda ambulancia de Soporte Vital Básico estaba parada, en esta ocasión a muy pocos metros.

Con esta, es la tercera vez que se tiene constancia de forma pública de que se produce una emergencia sanitaria y que, incompresiblemente, una persona tenga que esperar la llegada de la ambulancia de Venta de Baños, mientras que la segunda ambulancia permanece aparcada a una distancia mucho menor. Y todo esto, al tiempo que se provoca el consiguiente riesgo para la zona del Cerrato, al quedar desatendida su población durante el tiempo que se lleva a cabo la prestación de este servicio urgente.

Y es que durante el día, de ocho de la mañana a diez de la noche, la ciudad de Palencia, las zonas de salud de Villamuriel, de Villarramiel y el centro de salud de Palencia Rural son atendidos por dos ambulancias de Soporte Vital Básico. Pero a partir de las diez de la noche, una de ellas paraliza el servicio y toda la ciudad y los centros de salud del alfoz pasan a ser atendidos por una única ambulancia con la consiguiente merma asistencial en la atención sanitaria urgente.

Esta situación ha provocado durante los últimos años la movilización en todos los ámbitos de la sociedad palentina al entender que una sola ambulancia supone una limitación y un recurso muy escaso a la hora de garantizar, tal y como marca la Constitución en su artículo cuarenta y tres, la tutela efectiva de la sanidad a través de los poderes públicos. Una reivindicación que a día de hoy está avalada por más de 11.000 firmas y el respaldo de todos los actores políticos de Palencia que reclaman a la Consejería de Sanidad la dotación inmediata de este servicio.

A pesar de las firmas y del apoyo de las fuerzas políticas, Sáez Aguado, Consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León no considera prioritario para Palencia una segunda ambulancia nocturna en funcionamiento y por ese motivo la mantiene aparcada a las puertas del Hospital San Telmo a partir de las diez de las noche.

Sáez Aguado, justificó su respuesta negativa a nuestra pregunta sobre si consideraba como prioritaria la segunda ambulancia de Soporte Vital Básico para Palencia capital y su alfoz con el argumento de que las dotaciones de ambulancias se efectúan en función de los ratios de intervención y de los índices de uso, más que en criterios de población y de densidad del territorio. Aludiendo a informes según los cuales la unidad de Soporte Vital Básico solo está en funcionamiento el veinte por ciento del tiempo en el que solo está activa una de ellas.

Sin duda, esta respuesta nos reafirma en nuestra posición cuando señalamos al Partido Popular como una fuerza política que solo entiende la sanidad como un mero dato estadístico. Es como poco incomprensible justificar que Palencia y su alfoz estén totalmente atendidos por la baja frecuencia de salidas en el horario nocturno, ya que es imposible argumentar sobre unos datos que no deben tenerse en cuenta a la hora de valorar la idoneidad de un servicio de transporte sanitario urgente. Si hablamos de medidas preventivas que van a reflejar un beneficio sobre la salud de las personas, nunca se deben aplicar criterios de rentabilidad. No se debe hacer una media de actuaciones diarias porque no reflejan la realidad exacta de esta situación y de la gravedad del problema, ya que en una noche se puede producir una sola llamada de emergencia o darse el caso, como ya está ocurriendo y siendo denunciado por gran parte de la sociedad palentina, de juntarse más de una solicitud de asistencia de transporte sanitario urgente en la misma franja horaria. Sin duda, todo esto tiene un único objetivo, no reconocer que se están llevando a cabo recortes presupuestarios, que afectan a todos los ámbitos de la vida y en este caso, a las emergencias sanitarias y por lo tanto a la vida de las personas.

Además, que el Sacyl defienda que la capital palentina y su alfoz no requieren de este servicio por criterios de población, noventa mil habitantes, es totalmente rechazable cuando la Consejería de Sanidad dispone de este servicio doble en todas las capitales de provincia de nuestra comunidad, excepto Soria, con la mitad de población que Palencia.

Ante el asombro que nos produjo la respuesta del señor Consejero a la pregunta planteada sobre la consideración de la prioridad de esta nueva dotación de servicio de transporte urgente veinticuatro horas y en cumplimiento de las demanda de gran parte de la sociedad palentina, presentamos una Proposición No de Ley en la Comisión de Sanidad de las Cortes Regionales buscando el apoyo del resto de grupos parlamentarios, como ya ha ocurrido por unanimidad en otras instancias, como en el Ayuntamiento de Palencia o en la Diputación Provincial, e instar a la Junta de Castilla y León para que se comprometa de una vez por todas a dotar a Palencia capital y a su alfoz de dos ambulancias de Soporte Vital Básico las veinticuatro horas del día. Sin embargo ha transcurrido más de un año y parece ser que el Partido Popular ha olvidado en algún cajón nuestra iniciativa y no llega a la Comisión de Sanidad.

Mientras tanto, los palentinos y las palentinas siguen movilizándose, concentrándose y reclamando un segundo servicio de emergencias en horario de noche y madrugada, porque en el caso de que se trate de una emergencia vital la rápida intervención puede evitar las consecuencias, que la persona sufra graves lesiones o que pierda la vida. Mientras tanto nosotros seguiremos apoyando un sistema sanitario que cuente con los medios y los recursos suficientes para hacer frente a las necesidades que demanda la población porque la accesibilidad es la garantía de la equidad y la base del funcionamiento de un sistema sanitario público y de calidad.